Las Provincias

El PP denuncia el malestar social por ubicar en Las Rabosas el albergue felino

Zona donde se ubica el parque canino. :: pp
Zona donde se ubica el parque canino. :: pp
  • La oposición critica que el Parque Sur cuente con juegos para mascotas mientras que carece de atracciones infantiles

El grupo popular en Guardamar del Segura ha denunciado el malestar ciudadano que existe ante la propuesta de crear un albergue para felinos dentro del polideportivo municipal de Las Rabosas. La oposición ha señalado que esta es la quinta ubicación que se le adjudica a este servicio, rechazado en otras cuatro zonas. Ahora los padres de las escuelas de fútbol se quejan de que esta actividad es incompatible con la práctica deportiva.

La portavoz popular, Carmen Verdú, recordó que este centro de acogida se intentó ubicar en la pedanía El Campo, más tarde en Los Palomeros y posteriormente dentro del puerto deportivo. En ninguno de estos espacios tuvo acogida por lo que «al final lo han colocado junto al campo de fútbol, junto a un talud». Este espacio necesita de un cercado ubicado en las inmediaciones del terreno de juego por donde pasan cientos de niños cada semana, por lo que alerta de que los padres organizan una queja conjunta.

Por otra parte, el PP denunció que el Parque Sur carece de bancos, algunas farolas y juegos infantiles, pero «el alcalde si que se gasta decenas de miles de euros en juegos y un pipi-can para perros». Estas obras se han llevado a cabo con personal del Ayuntamiento dentro de la zona verde y se encuentran pendientes de su finalización.

En materia de medio ambiente la edil popular echó en falta más respaldo de la Generalitat Valenciana para atajar el problema del 'tomicus destruens', Verdú insistió en que «la Conselleria no tiene en cuenta a Guardamar y de los 500.000 euros que se prometieron para la pinada no se ha visto nada todavía». Incluso aseveró que el concejal de Medio Ambiente reconoció que el Consell no concedió ninguna actuación para repoblar los árboles que murieron por la plaga de insectos.

Para la exalcaldesa no es de recibo que el gobierno local «se tomase a broma las quejas que presentamos sobre suciedad en calles, playas , así como las plagas de ratas y de pulgas que dimos el pasado verano». Sin embargo advirtió que «por una sola queja, y sin dialogo ni alternativas para algunos comercios, el Ayuntamiento tomó la medida de quitar los expositores y cajas de fruta de la vía pública».