Las Provincias

La asociación vecinal pide que se extreme la precaución en la quema de podas

La asociación de vecinos San Miguel Arcángel denunció ayer el incendio que se originó hace unos días en suelo forestal protegido dentro del LIC y Zepa de Sierra de Escalona y Dehesa de Campoamor. El fuego afectó a una zona de pinar y monte bajo por lo que la agrupación de San Miguel de Salinas ha pedido a la población que extreme el cuidado con la quema de rastrojos.

Aseguran que las llamas afectaron a una superficie aproximada de 1.500 metros cuadrados. El colectivo confirmó que, según testigos presenciales, el origen fue la quema de podas agrícolas, «cuyas llamas se descontrolaron debido al viento racheado del noroeste y a la extrema aridez del terreno». La asociación ha dirigido al Ayuntamiento un escrito para que controle al máximo la concesión de permisos para la quema de las podas agrícolas y para extreme la precaución, ya que «estos incendios son evitables y se podría haberse convertido en un desastre ecológico».