Las Provincias

Satisfacción por los nuevos puestos y petición de carteles de aviso

Los vendedores del Mercado Central que se trasladaron a la planta superior del edificio valoraron ayer su primera jornada de trabajo en la nueva ubicación de forma positiva. En general, todos coincidieron en señalar que el hecho de estar juntos, en la zona de entrada por la Plaza de las Flores, les da mayor visibilidad.

Algunos de ellos incluso indicaron que el cambio de situación había atraído a más clientela de la habitual, ciudadanos que acudieron para conocer el nuevo emplazamiento y de paso hacer las compras. No obstante, la mayoría opinó que debe darse una mayor difusión a la nueva ubicación de los placeros y así se lo propusieron al concejal de Mercados, Carlos Sánchez, quien comentó que se colocarán carteles provisionales en las fachadas para avisar de que los puestos están ahora todos arriba.

Por otro lado, también se desplazará la oficina de la OMIC, hasta ahora en la planta baja. A partir del día 21 estará en los locales municipales de la Replaceta de l'Espart, número 5.