Las Provincias

Plaza de Calvo Sotelo, Alicante.
Plaza de Calvo Sotelo, Alicante. / D.M.

El Ayuntamiento aprueba el cambio de nombres de las calles

  • La junta de gobierno local ha ratificado la decisión del Consejo Local de Comercio de mantener la ZGAT actual, que incluye la avenida Maisonnave y El Corte Inglés

La junta de gobierno local de Alicante ha aprobado el cambio de nombres de las calles de la urbe afectadas por la Ley de Memoria Histórica y ha ratificado la decisión del Consejo Local de Comercio de mantener la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) actual, que incluye la avenida Maisonnave y El Corte Inglés.

Así lo ha informado hoy, en rueda de prensa, el portavoz municipal, Natxo Bellido, quien ha explicado que la tramitación oficial de la ZGAT queda ahora supeditada a la aprobación definitiva por parte de la Generalitat, en concreto, de la Dirección General de Comercio y Consumo.

En cualquier caso, Bellido ha recordado que su partido, Compromís, llevará al Congreso de los Diputados una iniciativa para eliminar estas figuras comerciales que creó el Gobierno de Mariano Rajoy en la pasada legislatura, al entender que suponen "una pérdida de autonomía para diseñar el modelo comercial de la ciudad".

También ha remarcado que el equipo de gobierno local (PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís) trabaja en el recurso que presentará ante la sentencia judicial que amplía la libertad comercial horaria a otros tres centros comerciales de la ciudad, si bien ha manifestado que están dispuestos a sentarse a negociar con quien quiera.

Pero eso sí, tal y como ya dictaminó ayer el alcalde, Gabriel Echávarri, siempre que se acepten "las reglas del juego" marcadas por el tripartito: conciliación laboral y creación de empleo.

Por lo que respecta al cambio de nombre de ciertas calles alicantinas, Bellido ha justificado la decisión de tramitarlo a través de la junta de gobierno local en que así lo establece la ordenanza municipal de ordenación de vía pública y la legislación nacional vigente.

En cambio, la portavoz adjunta del PP, Mari Carmen de España, ha anunciado que su grupo va a impugnar los cambios en el callejero, al considerar que "no se ajusta a la Ley de Memoria Histórica" y que hay ciertas vías con nombres que nada tienen que ver con la sublevación, la Guerra Civil o la dictadura franquista.

Y también en que "la participación y el consenso" del que han hecho gala en el tripartito, con la creación de una comisión específica, "no sirve absolutamente de nada" y ha sido "puro escaparate", según De España.

Por otra parte, la junta de gobierno local ha aprobado la implantación de un servicio de información mediante marcación telefónica reducida al número 010, con un contrato menor valorado en 17.950 euros, por tres meses.

Tras ese periodo, y una vez analizados el rendimiento y la demanda, se redactará un pliego de condiciones y se sacará a concurso público, según ha avanzado Bellido.

Además, se ha dado luz verde al pago de 28.800 euros por el servicio de limpieza y mantenimiento del Cementerio Virgen del Remedio durante el mes de septiembre.