Las Provincias

Educación culmina el trámite para que 4.029 familias cobren la ayuda de Xarxa Llibres

  • Solo la mitad de los posibles beneficiarios del municipio se han acogido al programa de Consell que se dotará de presupuesto en el próximo Pleno

No van a ser las últimas en cobrar el programa Xarxa Llibres, pero casi. Las familias de Orihuela adheridas a esta iniciativa de la Conselleria de Educación con el apoyo de Diputación y Ayuntamientos tendrán los cheques correspondientes al gasto escolar del curso pasado (2015-2016 ) antes de final de año, siempre y cuando se cumplan los plazos que ayer dio la concejal de Educación, Begoña Cuartero, quien anunció que el pasado viernes terminaron de tramitarse e introducirse los datos en el aplicativo informático de la conselleria de las solicitudes realizadas en el municipio. Al final son 4.029 las que se harán efectivas de las más de ocho mil posibles, aunque el no haberla solicitado no depende de ninguna de las administraciones implicadas, sino de las propias familias.

Cuartero indicó que el importe de las ayudas tramitadas asciende a 575.190 euros y que de todas las solicitudes presentadas se han quedado fuera 23 facturas puesto que no cumplían con los requisitos necesarios en la orden de la Generalitat. La edil precisó que se trataban de libros de Bachiller o Escuelas Infantiles, que no entraban en el programa -solo Primaria y Secundaria- mientras que en algún otro caso se trataba de personas que no estaban empadronadas en el municipio.

Con esto, Educación da por concluida su gestión y ahora queda en manos del área de Hacienda para que se realice la modificación presupuestaria necesaria para crear el crédito y que pueda ir a Pleno. Begoña Cuartero aseguró que la intención es que se pueda llevar a la próxima sesión de la Corporación que tendrá lugar el jueves 24 de noviembre. Ahora se trata de que las familias cobren, por lo que lo que se pretende es que no se realice el pago en dos fases como sí que han hecho los municipios donde ya se ha liquidado el programa, sino que en el caso oriolano el dinero pueda estar en las cuentas de los adheridos antes de final de año en su totalidad, los 433.000 euros correspondientes a la primera fase y los 141.385 de la segunda. «A partir de la creación de la partida se tendrá crédito para empezar a pagar», puntualizó la concejal. En todo caso desde el Consistorio indicaron que se sigue a la espera de recibir la resolución por parte del Consell que resuelva definitivamente el abono correspondiente a los municipios que no cumplían con los requisitos de sostenibilidad financiera, ya que la Generalitat asume su parte en este programa de ayudas, tal y como recoge el decreto de 1 de julio de 2016.

La aplicación de Xarxa Llibres en Orihuela ha sido una de las más lentas de la provincia. En el caso de la comarca la más puesto que Bigastro es el único pueblo que queda por cobrar pero por falta de dinero, no porque no se hayan tramitado las solicitudes. De hecho ha sido también polémica dado que desde la oposición, en especial por parte del Partido Socialista, se ha criticado la inacción por parte del gobierno local popular para permitir que las familias cobraran en su momento como en el resto de lugares. De hecho incluso se ha acusado al PP de «boicotear» la ayuda por el simple hecho de que llega de un gobierno autonómico que no preside.

El caso es que después de muchos meses de incertidumbre aquellos que hayan solicitado la subvención, que puede alcanzar los 200 euros, podrán recibirla si todo va como está previsto una vez que se cree la partida económica con el dinero que ya han puesto Generalitat y Diputación, puesto que el Ayuntamiento al contar con informe negativo de sostenibilidad financiera no pondrá ni un euro para los libros.