Las Provincias

El PP denuncia que una nave industrial sirve de lavadero a camiones de basura de Sirem

  • La oposición acusa al tripartito de permitir que se utilice una parcela para esta actividad después de decretar el cierre temporal por un año

El grupo municipal del PP denuncia que el gobierno bipartito de Almoradí ha permitido que la empresa que se dedica a la recogida de residuos sólidos urbanos utilice su sede en el polígono industrial de Las Maromas como lavadero de camiones de recogida. El gobierno local denegó una licencia ambiental para esta actividad a la mercantil Sirem, luego decretó un cese temporal de la misma y «ahora emite un informe para que la reanude», denuncian los populares.

Los afectados han comenzado a recoger firmas en contra de estas actuaciones mientras que la empresa en cuestión supuestamente realizaba la limpieza de sus vehículos y el aparcamiento. El sector empresarial recoge apoyos para que no se permita la limpieza de los camiones en un polígono donde hay abiertos restaurantes, supermercados e incluso un gimnasio cercano.

El grupo popular solicitó un informe técnico para obtener una licencia de un taller de lavado y engrase para vehículos industriales de residuos sólidos urbanos, así como «los inconvenientes que puede tener su ubicación, ya que puede ser una actividad molesta para los vecinos colindantes». El PP advirtió que se debía tener en cuenta la Ley de Prevención, Calidad y Control Ambiental de las Actividades así como las leyes de rango superior sobre Medio Ambiente. La oposición no entiende que se declarase el cierre durante un año y a los pocos mese se reanude la actividad sin ningún informe técnico de por medio que lo avale.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Alejandro Lorenzo, defendió ayer que desde el Ayuntamiento se abriera en su día un expediente para determinar que se realizaba un uso incorrecto de la parcela industrial. La empresa tenía permiso para limpiar vehículos de limpieza viaria pero no para camiones de recogida de basura. Así, instó a la concesionaria del servicio a que cumpliera con sus permisos o el cierre se haría efectivo. El edil de IU explicó que «los camiones se retiraron del aparcamiento y no se ha visto que realizasen otra actividad a la que no tengan permiso», por lo que subrayó que «no hemos concedido ni quitado ningún permiso todo sigue igual».