Las Provincias

Vía Parque, el gran proyecto enquistado

Tramo de la Vía Parque entre Alcalde Lorenzo Carbonell y El Palmeral, que está ejecutado casi por completo pero permanece cerrado al tráfico.
Tramo de la Vía Parque entre Alcalde Lorenzo Carbonell y El Palmeral, que está ejecutado casi por completo pero permanece cerrado al tráfico. / Álex Domínguez
  • Las obras del tramo hasta San Gabriel, pendiente desde 2012, están paradas a punto de su finalización

  • Los vecinos piden al Ayuntamiento que presione a la Generalitat y Urbanismo achaca el retraso al proyecto de conexión con la Vía Parque de Elche

En mayo de 2011, la Conselleria de Infraestructuras, entonces dirigida por Mario Flores, y el Ayuntamiento de Alicante, a cargo de la exalcaldesa Sonia Castedo, firmaban el acta de replanteo que daba el pistoletazo de salida a las obras de una de las fases de la Vía Parque más demandadas, la que unirá la avenida Alcalde Lorenzo Carbonell con San Gabriel, en concreto, con Deportista Joaquín Blume.

La ejecución de este tramo, el quinto de la Vía Parque, se antepuso al cuarto, situado entre la avenida de la Universidad y la rotonda de Alcalde Lorenzo Carbonell, con el objetivo de solucionar los importantes problemas de tráfico que sufre el barrio de San Gabriel, debido a su intenso desarrollo urbanístico de los últimos años.

Sin embargo, más de cinco años después, y con el grueso de la obra prácticamente ejecutado, el tramo aún no ha sido abierto al tráfico.

Los vecinos de los barrios de la zona sur de Alicante urgieron esta misma semana a la Concejalía de Urbanismo a que desatasque este proyecto presionando a la Conselleria de Obras Públicas, con el objetivo de continuar cuanto antes con la ejecución de la Vía Parque hasta el PAU 1.

La Vía Parque es una de las mayores inversiones de la Generalitat en la ciudad de los últimos años. En concreto, este tramo está financiado con 15 millones de euros. Sin embargo, la crisis primero y el cambio de gobierno, después, han acabado por eternizar su ejecución.

La mayor responsabilidad es de pasadas legislaturas, cuando se pararon y reiniciaron las obras en varias ocasiones, en función de la situación económica, pese a estar presupuestadas.

Sin embargo, en el último año la escasa actividad se ha debido más bien a una cuestión de replanteamiento del proyecto, motivado por el cambio en los responsables tanto de la Generalitat como del Ayuntamiento.

Desde la Concejalía de Urbanismo explican que «el dinero está» y que «quedan muy pocas obras que ejecutar» en el proyecto base. Explican que se reúnen «cada poco tiempo» con Obras Públicas para ver la evolución y que desde allí justifican el retraso en la redacción de varios proyectos complementarios.

Primero se sentaron a decidir qué hacer con 800.000 euros que el Consell adeudaba al Ayuntamiento por haber adelantado éste el pago de las expropiaciones para la ejecución de la Vía Parque.

Ambas administraciones decidieron destinarlos al adecentamiento del tramo que discurre entre la glorieta que linda con la avenida Alcalde Lorenzo Carbonell y la carretera de Elche, dirección Río Muni, hasta cerca de la avenida de Orihuela.

También para iniciar la conexión entre la avenida de Orihuela y el PAU 1, lo que supondría acometer una primera fase de la Vía Parque en ese tramo, que es el que falta. El vial tendrá un solo carril por sentido, en vez de los dos por sentido del resto de la Vía Parque, por lo que será una ejecución en precario, según denunciaron ya en su día los vecinos, pero al menos se acabará con la desconexión entre los barrios.

Al final, la redacción de estos dos proyectos y su acoplamiento al inicial como mejora está llevando su tiempo, lo que ha retrasado la apertura del tramo inicial.

A esto se suma que la Generalitat está redactando otro proyecto complementario, que es la conexión entre la Vía Parque de Alicante y la de Elche a través de la rotonda de Lorenzo Carbonell, con el objetivo doble de dar mayor uso a esta carretera, que está infrautilizada, y aligerar asimismo la avenida de Elche, que es una de las que mayor tráfico soporta, para acabar liberando el frente litoral.

Este proyecto, como ya avanzó este diario, consiste en remodelar la rotonda en la que comienza el nuevo tramo y que, a su vez, es la que ahora conecta con la otra Vía Parque a través del Camino Viejo de Elche.

Por otro, esta carretera, que en estos momentos es la única forma de conexión entre las vías, pasaría de ser de doble sentido a tener uno solo, en dirección a la carretera hacia Elche. La dirección contraria, hacia la Vía Parque alicantina, se haría por la calle Rosa de los Vientos, para lo cual habría que construir un nuevo puente sobre las vías del tren.

Habrá que ver si los fondos disponibles son suficientes para ejecutar todos estos proyectos y no acaban lastrando definitivamente el original.