Las Provincias

Un parque con vistas

Parcela entre Cabo Huertas y la Albufereta en la que se habilitará un parque.
Parcela entre Cabo Huertas y la Albufereta en la que se habilitará un parque. / Joaquín P. Reina
  • Turismo y Urbanismo habilitarán una zona verde en una parcela municipal junto a la Cala de los Judíos

Los vecinos del entorno de Cabo Huertas y la Albufereta van a poder disfrutar en breve de un parque con unas vistas inmejorables. Entre la avenida Costa Blanca y la llamada Cala de los Judíos, junto a la calle Calita, hay una parcela municipal de 4.500 metros cuadrados a la que hasta ahora no se le había dado ningún uso. Las Concejalías de Turismo y Urbanismo colaboran en un proyecto para convertirla, antes de que finalice el año, en un parque con arbolado, mobiliario y zonas de juegos.

Se trata de una parcela con unas vistas privilegiadas al mar y que, por su ubicación es una de las 'perlas' de las que dispone actualmente el Ayuntamiento. De hecho, es la única de propiedad municipal en la zona, que además está fuera de la zona protegida de Cabo Huertas, por lo que se le puede dar un uso.

Está calificada como zona verde y es precisamente lo que se va a habilitar allí. Un parque para el uso y disfrute de los vecinos, en primera línea de playa. Se destinarán 150.000 euros del presupuesto que inicialmente se había habilitado para iniciar la primera fase del paseo litoral, entre la zona conocida como el Tiro de Pichón, junto al Club de Regatas, y Rocafel.

Como ya avanzó este diario, la ejecución de esta fase del paseo, valorada en 600.000 euros, se ha retrasado al menos hasta 2017, porque la Conselleria de Medio Ambiente ha exigido la elaboración de un estudio de impacto ambiental y el Ministerio del ramo no se ha pronunciado todavía acerca del proyecto. Dado que este presupuesto de 2016 ha quedado sin ejecutar y se tendrá que habilitar de nuevo en las cuentas de 2017, la Concejalía de Turismo ha decidido destinar parte del mismo al parque de La Calita.

Contará con arbolado de gran porte, especies arbustivas, mobiliario urbano y zona de juegos infantiles o cardiosaludables. Pero lo más interesante es que se crearán terrazas para ver el mar mediante gaviones, una forma de contención de tierras a partir de cajas de acero rellenas de piedras, para formar las terrazas.

Enlazado con el paseo

El proyecto contempla también respetar un aliviadero de agua pluvial que existe en la parcela, para el que se creará un encauzamiento hacia el mar, de forma que el agua pueda evacuarse sin problemas en caso de lluvias. Se respetará la zona de tránsito marítimo terrestre, de seis metros, para evitar tener que pedir permisos a Costas que retrasen el proyecto, como ha ocurrido con el del paseo litoral.

La actuación será liviana, pero se prevé completar y reacondicionar, aprovechando lo ejecutado, una vez que se hagan las obras el paseo, que pasará por delante y cuya estética será compatible con el diseño del parque.

De hecho, serán proyectos complementarios. Los técnicos de Urbanismo están elaborando el proyecto en estos momentos y prevén tenerlo terminado la próxima semana.

Después se sacarán inmediatamente a licitación las obras, con el objetivo de que estén acabadas antes de que finalice el año. Todavía no se ha concretado el plazo, pero desde Urbanismo estiman que les dará tiempo a ejecutarlas en lo que queda de año, ya que no es necesario ejecutar obras de gran calado, solo de acondicionamiento.