Las Provincias

El nuevo plan rector del parque clarificará las actividades permitidas

  • El documento conjugará los usos agrícolas con los de carácter ambiental, cinegético, piscícola, cultural y turístico

La junta rectora del Parque Natural del Hondo está trabajando en la revisión del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del paraje, con el fin de adaptarlo a la realidad y las perspectivas futuras. Este documento está supeditado a otro de carácter más general y de mayor amplitud geográfica denominado Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN), que incluye, además del Hondo, los parques naturales de las Salinas de Santa Pola y de Torrevieja-La Mata.

El principal problema que existe en la actualidad es que el PRUG del paraje ilicitano-crevillentino data de 1994, cuando fue declarado parque natural, «y no se ha tocado desde entonces», apunta Vicent Sansano, director de la junta rectora. «Se hizo desde los despachos, sin tener en cuenta el territorio», añade, y es además una normativa anterior a la ley de Espacios Naturales, aprobada en diciembre de ese año, y al PORN (que data del 2010).

Sansano señala que todo ese tiempo, la conselleria «ha puesto al frente del parque a personas sin preparación en la mayoría de los casos» y, además, la participación «ha brillado por su ausencia». Un déficit que el biólogo ilicitano corrigió tras su nombramiento, en enero pasado, dando entrada en la junta rectora a los propietarios, regantes, ecologistas, ayuntamientos y otros sectores con intereses en el parque. La revisión del PRUG figura como primera prioridad en el programa de trabajo de este órgano.

En la primera reunión de mayo se nombró una comisión para abordar el plan rector «artículo por artículo». Cuando finalice esta revisión y puesta al día se convocará otra reunión para su aprobación y se enviará a la conselleria para el visto bueno definitivo.

Los objetivos que persigue el PRUG es «proteger el entorno natural y mejorar los valores del parque, conjugándolo, además, con las actividades existentes: embalse de agua para riego, usos agrícolas, cinegéticos, piscícolas, turísticos, cultural, patrimonio hidráulico, etc.». Sansano apunta que «el plan rector tiene que tener en cuenta todo eso y regularlo claramente para que no surjan problemas, pero también favorecer las actividades económicas».

La revisión del PRUG es, según Sansano, «una oportunidad» para solucionar problemas que se vienen arrastrando desde la creación del parque, como la forma de obtener agua de calidad para el parque. En este sentido, los posibles aportes de excedentes de la comunidad de San Felipe Neri pueden formar parte de esta solución. «En algunas fincas incluidas dentro del parque se sigue cazando, mientras que en otras se quiere impulsar la pesca», como en la zona cercana al camping Marjal.

«Son temas que queremos incorporar al plan rector y hablar también con la Dirección General del Agua de la Generalitat». Sansano añade que «el fomento del turismo de naturaleza es otro de los aspectos que debe recoger el documento». Asimismo, se clarificarán los usos agrícolas, que tampoco estaban regulados en el primer documento.