Las Provincias

Fondos europeos para El Hondo

Varias cercetas pardillas vuelan hacia el embalse durante la suelta de ejemplares realizada por la conselleria el pasado mes de febrero.
Varias cercetas pardillas vuelan hacia el embalse durante la suelta de ejemplares realizada por la conselleria el pasado mes de febrero. / Matías Segarra
  • El programa Life permitirá comprar fincas colindantes para incorporarlas al parque natural y mejorar el hábitat

  • Las buenas condiciones ecológicas del enclave durante este año propician el incremento del número de aves, incluida la amenazada cerceta pardilla

El parque natural del Hondo parece haber dejado ya atrás las situaciones de emergencia que vivió en épocas pasadas a causa de la sequía o las epidemias, que diezmaron su variada fauna, que incluye algunas de las especies de aves más amenazadas del planeta, como la cerceta pardilla o la malvasía. Las buenas condiciones hídricas del paraje durante este año se ha traducido un notable incremento de la población nidificante. La adquisición de varias charcas privadas perimetrales, con la aportación económica del programa europeo Life, en tramitación, contribuirá a mejorar sensiblemente las condiciones medioambientales del parque.

«El hábitat natural ha mejorado mucho en el parque», apunta el presidente de la junta rectora del Parque Natural de El Hondo, Vicent Sansano. Añade que un sistema de recirculación del agua permite controlar la salinidad del embalse de poniente, el más grandes de los dos, y que está dedicado a uso exclusivamente ecológico. «Se ha establecido un circuito mediante el cual el agua elevada del Segura por el canal principal entra en el embalse por la zona y sale por el sur, hacia el azarbe de Dalt». Aún así, la salinidad en este recinto «es alta y tenemos que rebajarla».

Sansano destaca las buenas relaciones existentes entre la junta que preside y Riegos de Levante (margen izquierda), la mayor propietaria de terrenos del parque. La reciente aprobación por parte de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente de una inyección a la comunidad general de regantes de 175.000 euros, correspondientes al acuerdo de mantenimiento del Hondo establecido en el Plan Hidrológico del Segura, favorecerá, según apunta el biólogo ilicitano, a una mejora de la gestión y del estado del parque.

Estas y otras actuaciones de mejora puestas en marcha, junto al trabajo de vigilancia y control que desarrolla la brigada de la empresa pública Vaersa, han dado como resultado un incremento de la población de aves en esta zona húmeda, la segunda en importancia de la Comunitat tras la Albufera de Valencia

Sansano destaca dentro del aumento generalizado de la población nidificante -además de las aves migratorias y estacionales, que también se han incrementado- el crecimiento de la población de especies muy amenazadas. Es el caso de la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris), de las que han nidificado este verano en el Hondo 15 parejas, de las 16 registradas en toda la Comunitat

Este parque natural es uno de los santuarios europeos de esta anátida, y donde mejores resultados está dando el plan de repoblación. En febrero pasado, la consellera Elena Cebrián participó en la suelta de diez ejemplares en sus aguas.

Además, también se han contabilizado 66 de las 76 parejas observadas en tierras valencianas de la malvasía cabeciblanca, dos parejas de focha moruna y cuatro de tarro blanco, todas ellas especies amenazadas o en peligro de extinción. Asimismo, se ha observado un notable incremento de la colonia nidificante del morito, con 266 parejas.

Pero aun siendo favorable la evolución en términos medioambiantales, aún quedan carencias que cubrir y acciones que tomar para mejorar las condiciones de la vida salvaje en las 2.387 hectáreas que conforman el humedal. Y parte del dinero para llevarlas a cabo puede llegar desde la Unión Europea (UE).

En septiembre la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente presentó el proyecto para la recuperación de la cerceta pardilla en España, que opta a la convocatoria 2016 del programa de financiación europea Life. El objetivo general de esta iniciativa es lograr que la población española de esta ave deje de estar considerada en peligro de extinción, promoviendo e impulsando las acciones necesarias para eliminar el riesgo de desaparición al que se enfrenta y conduciéndola a un estado de conservación más favorable.

Vicent Sansano explica que antes del verano se celebró una reunión entre responsables de los gobiernos de la Comunitat Valenciana, Andalucía, Baleares y Murcia (zonas donde se localiza el 83% de las colonias peninsulares de cercetas) con el ministerio para coordinar la aplicación del programa.

Más de siete millones

El presupuesto estimado del proyecto es de 7,3 millones de euros, de los cuales el 75% (4,9) serán aportados por la UE. La ejecución del plan se realizará durante cinco años (entre el 1 de enero de 2018 y el 31 de diciembre de 2022). Buena parte de la inversión vendrá al Baix Vinalopó, y una de las actuaciones será la adquisición de tres fincas, dos de las cuales se sumarán al parque del Hondo y la tercera al de las Salinas de Santa Pola.

Sansano indica que en la actualidad aún se caza en las dos fincas perimetrales del Hondo cuya adquisición se planteará la conselleria, situadas en el término crevillentino. Esos nuevos humedales públicos se habilitarían, como establece el programa, para la población de cerceta pardilla. A este respecto, el biólogo explica que cada tipo de ave busca unas determinadas condiciones, y mientras unas buscan aguas profundas, otras prefieren caminar sobre una fina lámina acuática.

Recientemente la Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) se pronunciaba al respecto de este plan, que según aseguran, venían reclamando desde hace años. La entidad ecologista presentó varias alegaciones al documento, entre ellas que se incluya en la áreas de aplicación del plan al Hondo de Amorós y al saladar de Aguamarga, «humedales donde ha nidificado la cerceta pardilla y que han quedado fuera en este documento».

AHSA considera que pese a la «preocupante situación» en que se encuentra esta ave, la presentación del proyecto Life es una «nueva oportunidad» para la cerceta pardilla, con la que se abre «una ventana de esperanza para la conservación de la pequeña 'rosseta' (nombre vernáculo en el sur de Alicante)