Las Provincias

Salvemos Lo Ferrís alega en el Consistorio a la construcción del muro

Ovejas junto al muro en una protesta del pasado verano.
Ovejas junto al muro en una protesta del pasado verano. / C. M. A.
  • Defienden que se producen diversas irregularidades que anularían el permiso concedido en su día

La Plataforma Salvemos Lo Ferrís ha tenido acceso al expediente de la licencia de obra que permitió la construcción de un muro perimetral en gran parte de la finca y que divide la zona del palmeral. El colectivo asegura que existen varias irregularidades que, en su opinión, anularían el permiso. Dentro del proceso de revisión que el Ayuntamiento abrió en agosto, la plataforma ha presentado sus alegaciones para que se anule la licencia y se proceda a la retirada del vallado del que consideran 'muro de la vergüenza'. El colectivo indica que en el Reglamento del Paisaje de la Comunidad Autónoma, del año 2006 se recoge que «no se permitirá que la situación o dimensiones de los edificios, los muros, los cierres, las instalaciones, el depósito permanente de elementos y materiales o las plantaciones vegetales rompan la armonía del paisaje rural o urbano tradicionales, o desfiguren su visión». Al respecto señalan que en este caso no se ha realizado el estudio previo, «lo que conllevaría un claro incumplimiento de la normativa vigente».

También indican que «de haberse hecho, como marca la ley y el PGOU, se hubiera detectado un profundo daño al paisaje», añadiendo que «creemos que en la primera solicitud de obra menor se debería haber tenido en cuenta este estudio previo, y sobre todo en el vallado con hormigón era inexcusable aplicar la norma y haber cumplido con un estudio paisajístico». Salvemos Lo Ferrís muestra su convencimiento de que el Ayuntamiento «desautorizará cualquier plan o proyecto que tienda a la destrucción, deterioro o desfiguración del paisaje», y señalan la incompatibilidad del tipo de vallado con la circulación de la fauna silvestre. La plataforma defiende además que parte del vallado invade una cañada real que atraviesa la finca en primera línea de costa.