Las Provincias

Prohibición de calles, lugares, símbolos y placas con reminiscencias franquistas

La Ley de Memoria Democrática y para la Convivencia también recoge la prohibición de la exhibición pública de símbolos y elementos contrarios a la memoria democrática como nombres de calles y lugares, símbolos, títulos honoríficos y placas.

El anteproyecto de ley también incluye un régimen sancionador con multas comprendidas entre los 200 y los 150.000 euros en función de la gravedad de la infracción. También prevé sanciones no pecuniarias de carácter accesorio y consistirán en la pérdida del derecho a obtener subvenciones, bonificaciones o ayudas públicas en materia de memoria democrática.

La ley, por otro lado, establece que la Generalitat llevará a cabo un Plan Estratégico de Memoria Democrática de carácter cuatrienal en el que se fijarán las actuaciones a llevar a cabo y se realizará un informe anual sobre los trabajos realizados y que será remitido a las Corts. En este sentido, la Conselleria de Justicia ya ha creado una Comisión Técnica de Coordinación para la elaboración de un catálogo de vestigios de la Guerra Civil y la dictadura.

La norma también prevé la creación del Instituto Valenciano para la Memoria Democrática, los Derechos Humanos y las Libertades Públicas, en el que se integrará el Consejo Valenciano de la Memoria Democrática. Este organismo cuenta con una dotación presupuestaria para su puesta en funcionamiento durante el año 2017 de 224.000 euros.

Comisión de la verdad

Por último, se solicita al Consell que requiera al Gobierno de España la creación de una Comisión de la Verdad, al tiempo que prevé la creación de una de ámbito autonómico.