Las Provincias

Los padres protestarán en la calle para pedir el abono de las ayudas para libros

  • La Ampa del Colegio San José de Calasanz critica que la localidad sea la única de la provincia que está sin recibir el dinero para sufragar su compra

Los padres de la localidad no están dispuestos a que sus hijos se queden sin la ayuda para sufragar el gasto de libros de la que gozan numerosos estudiantes de la Comunitat Valenciana ya que Bigastro es uno de los ocho de toda la autonomía que siguen sin percibirlas y el único de la provincia.

Con ese motivo la Ampa del Colegio San José de Calasanz está dispuesta a reclamar en la calle el dinero de la Xarxa Llibres que está bloqueado porque la Diputación sigue sin liberar el tercio que le corresponde de este programa financiado a partes iguales entre institución provincial, Generalitat y ayuntamientos. La intención era realizar una concentración este próximo domingo en una decisión tomada por la directiva de la asociación en una reunión celebrada el miércoles por la noche, pero por la premura no cuentan con los permisos de la Subdelegación del Gobierno para hacerla, «pero lo pediremos y la haremos porque no es de recibo quedarnos sin la ayuda», explicó uno de sus miembros, Federico Brotons. No obstante para esta noche a las 21.00 horas han organizado una reunión informativa en el auditorio municipal para informar a los padres del estado en el que se encuentra «porque no queremos ser el único pueblo que se quede sin ella por pulsos políticos», precisó.

Se da la circunstancia de que en la asociación están como directivos desde ediles o exconcejales del PSOE a otros del PP, como su presidente, Javier Díaz, a la sazón responsable de Deportes del Ayuntamiento, pero todos coinciden en señalar que en este caso dejan de lado las diferencias ideológicas «porque lo que está en juego es un dinero que les corresponde a nuestros hijos». A este respecto la alcaldesa, Teresa Belmonte, precisó que el problema lo debe resolver la Conselleria de Educación, ya que la Diputación ve reparos legales para abonar su tercio y recordó que la Generalitat ha puesto su parte pero no «la que dijo que iba a aportar ya que el Ayuntamiento no puede hacerlo y seguimos esperando».