Las Provincias

Echávarri, en un foro celebrado en Casa Mediterráneo.
Echávarri, en un foro celebrado en Casa Mediterráneo. / R. A.

Echávarri pide instalar un centro de arbitraje internacional de comercio en Casa Mediterráneo

  • El alcalde se reunirá con el ministro de Asuntos Exteriores para solicitar su apoyo en esta iniciativa y para la Agencia Europea del Medicamento

El alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha pedido al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, una reunión para proponerle que Casa Mediterráneo se convierta en un Centro de Arbitraje y Mediación Internacional en las relaciones comerciales euro-mediterráneas. Además, le pedirá su apoyo a la candidatura de Alicante para acoger la Agencia Europea del Medicamento, EMA por sus siglas inglesas.

Según fuentes municipales, el alcalde ha enviado una misiva a Dastis para que «cuando pueda» le reciba para exponerle dos iniciativas «de vital importancia». La primera es este «proyecto de que se constituya en Casa Mediterráneo un centro de mediación y arbitraje en materia comercial con los países del norte de África y todo el eje mediterráneo».

Casa Mediterráneo se rige por un consorcio presidido por el ministro de Asuntos Exteriores y participado por dicho Ministerio, la Generalitat Valenciana y los ayuntamientos de Alicante (sede) y Benidorm (subsede), y ha sido la más reciente incorporación a la lista de las casas de América, Asia, Árabe, África y Sefarad-Israel.

El alcalde quiere dotar de contenido a este organismo, ahora centrado en aspectos más culturales que económicos, y lograr que actúe de intermediario en cuestiones comerciales. La segunda cuestión que le desea plantear Echávarri a Dastis es la candidatura de Alicante para albergar la sede de la EMA.

La opción de Alicante, que compite con otras ciudades de toda Europa, entre ellas las españolas Barcelona, Granada, León y Málaga, radica en que la EMA aprovecharía las sinergias de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la UE (Euipo), con sede en la ciudad, al instalarse en las mismas dependencias, con el ahorro que ello supondría.

El ex ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que además fue número uno del PP por Alicante en las últimas elecciones, defendió inicialmente esta propuesta, pero acabó por dar a entender que iba a ser muy difícil que esta agencia viniese a Alicante. Sin embargo, Echávarri no se ha dado por vencido y sigue son su ronda de contactos con representantes de la industria farmacéutica, instituciones, organizaciones y administraciones, para recabar apoyos.

Ahora probará con el sucesor de Margallo, para ver si logra el respaldo del Gobierno central, que se decantó inicialmente por Barcelona.