Las Provincias

El Consell exige al Puerto una inversión de cuatro millones en medidas para los graneles

Descarga de graneles en el Puerto de Alicante, en imagen de archivo.
Descarga de graneles en el Puerto de Alicante, en imagen de archivo. / Álex Domínguez
  • Dará una autorización condicionada a las correcciones y a la que deberá sumarse la licencia ambiental municipal

El Puerto obtendrá la autorización de emisiones a la atmósfera que solicitó a la Generalitat para la actividad de graneles, pero condicionada a la aplicación de medidas correctoras por valor de cuatro millones de euros. La Conselleria de Medio Ambiente y Cambio Climático comunicó ayer al Ayuntamiento, en concreto, a la Concejalía de Urbanismo, esta decisión, que no interfiere en el proceso de petición de licencia ambiental, que es municipal, y que sigue adelante.

Fuentes de la Conselleria y de Urbanismo explicaron que la autorización de emisiones a la atmósfera la solicitó la propia Autoridad Portuaria a la Generalitat. Este paso que dio el Puerto es el que sirvió para que después el Ayuntamiento se dirigiese a él y no a las empresas concesionarias, para exigirle la licencia ambiental.

Entienden que el Puerto se ha erigido en titular de la actividad al pedir la autorización al Consell. De hecho, la autorización autonómica es un paso previo necesario para obtener la licencia ambiental. Sin embargo, el Puerto no está de acuerdo en considerarse titular y por eso recurrió la reclamación de licencia municipal. Este recurso aún está en fase de resolución.

En cualquier caso, el Consell ya se ha pronunciado sobre la autorización de emisiones a la atmósfera, que es la que le compete, y ha decidido otorgársela al Puerto, pero condicionada a que en el plazo de un año ponga en marcha una serie de medidas correctoras para evitar la contaminación, valoradas en cuatro millones de euros. Algunas de ellas, que tendrán que registrarse en un informe elaborado por un experto designado por el Ayuntamiento de Alicante, tendrán que ver con la mejora de las pantallas de protección o la altura de las montañas de graneles.

También se obligará al Puerto a instalar cuatro medidores de la calidad del aire más, cuyos registros de partículas deberán estar a disposición de quien lo solicite. En el plazo de un año se valorará la repercusión de esas medidas. La Universidad de Alicante elaborará un informe que evalúe las emisiones de partículas registradas durante ese tiempo.

Si las medidas tomadas no son suficientes, podrían exigírsele más. El extremo sería la exigencia de silos cerrados para almacenar los graneles. En este sentido, el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, consideró ayer que en la autorización que se le otorgue al Puerto «debe constar específicamente que se podrá exigir esta medida».

Pavón explicó que, al margen de las medidas correctoras que pida la Generalitat, el Ayuntamiento podría exigir otras distintas en el marco de la tramitación de la licencia ambiental.

Este proceso está paralizado por el momento por el recurso que presentó la Autoridad Portuaria. La Concejalía de Urbanismo ha reclamado al Puerto que presente documentación.

Apenas tres días antes de que expirase el plazo de resolución, el departamento que dirige Miguel Ángel Pavón reclamó al Puerto una serie de informes, que retrasaban 15 días hábiles (20 si se cuentan fines de semana) el plazo límite para esa resolución.

En concreto, Urbanismo otorgaba un plazo de 15 días a la Autoridad Portuaria para que aportase los informes emitidos por Puertos del Estado y la Abogacía del Estado a los que hace referencia en su recurso de reposición. Aquellos que la Autoridad Portuaria ya presentó ante el Consejo del Puerto y que presuntamente le dan la razón acerca de que no es ella la que debe pedir las licencias, sino las empresas que desempeñan la actividad.

También le han pedido al Puerto todas autorizaciones que haya otorgado a las empresas que realizan la manipulación de graneles pulverulentos. Con esta documentación, Urbanismo deberá resolver el recurso y decidir si sigue adelante o no con su petición de licencia. Todo apunta a que lo hará.