Las Provincias

Colonia Requena se moviliza contra el proyecto de huertos urbanos de la Zona Norte

  • Recoge firmas y amenaza con paralizar las obras porque considera que la inversión debería destinarse a mantener equipamientos existentes

El barrio de Colonia Requena se ha levantado en contra del proyecto de instalación de huertos urbanos en la Zona Norte, entre las calles Turquesa y Cuarzo.

La asociación de vecinos ha iniciado una recogida de firmas, que ha recabado más de 500 en su primer día, y amenaza con bloquear las obras, por entender que este proyecto «no es lo que necesita el barrio en estos momentos», según explica el presidente de la asociación, Antonio Requena.

El representante vecinal explica que en Colonia Requena «tenemos un polideportivo cerrado por falta de conserjes y destrozado, bancos rotos por las calles, fachadas que se caen, árboles que tapan las farolas y un sinfín de problemas que son mucho más prioritarios». Por lo que pide que los 360.000 euros que costará el proyecto, se destinen a «actuaciones más urgentes y demandadas por los vecinos».

Y es que el proyecto, que comparten las concejalías de Urbanismo y de Medio Ambiente, «no ha sido consensuado con los vecinos ni presentado en la Junta de Distrito», denuncia. De hecho, asegura que hace meses pidieron una reunión con el concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, y no se la ha concedido. Sí que se reunieron con el alcalde, Gabriel Echávarri, al que le trasladaron su malestar.

Requena explica que van a pedir a Subdelegación del Gobierno permiso para realizar una sentada que paralice las obras la próxima semana. Los trabajos deberían haber empezado esta semana pero aún no lo han hecho.

Otros barrios, como Virgen del Remedio o Juan XXIII también están empezando a movilizarse contra este proyecto.

Además de su innecesariedad, los vecinos creen que será «poco útil», dado que «dudamos de que vayan a mantenerlo en condiciones de seguridad, para evitar robos, visto lo que ha pasado con otras instalaciones como el polideportivo, que se ha tenido que cerrar».

Añaden que parte de la parcela afectada «estaría incluida en la Ronda Norte, a la que parece que tenemos que renunciar definitivamente».

Pavón explicó a este diario que el proyecto base y el grueso de la inversión no son los huertos urbanos, sino los trabajos de mejora de la accesibilidad entre los principales colegios de la zona y que fueron estos centros los que lo demandaron. Apunta que Medio Ambiente planteó la posibilidad de crear las parcelas de huertos urbanos en la parcela para aprovechar el terreno, actualmente en desuso, y consideró que es «una buena idea» que «complementa el proyecto».