Las Provincias

Ayuntamiento y Generalitat desbloquean el fin de la obra del Centro de Emergencias

Estructura del centro de emergencias en la entrada a la urbanización La Zenia, en Orihuela Costa.
Estructura del centro de emergencias en la entrada a la urbanización La Zenia, en Orihuela Costa. / Alberto Aragón
  • El trabajo está paralizado desde el año 2011 tras la quiebra de la empresa adjudicataria y Valverde confía en que pueda reiniciarse el verano próximo

Como muy tarde, en julio del 2019 el Centro de Emergencias de Orihuela Costa deberá ser una realidad. Es la fecha límite decretada por la Generalitat para culminar las obras pendientes del Plan de Inversión Productiva (PIP) puesto en marcha hace seis años por la administración autonómica y cuya financiación está comprometida desde entonces a los distintos municipios. No obstante es intención del Ayuntamiento, tal y como indicó ayer el concejal de Emergencias, Víctor Valverde, que el inmueble pueda estar operativo mucho antes y barajó, con el trabajo todavía pendiente para su reactivación, que se ponga en marcha en el 2018.

Esta infraestructura se adjudicó en su momento a la constructora Villegas SL, que comenzó a ejecutar la obra y levantó toda la estructura del edificio, pero en septiembre del 2011 comunicó que le era imposible continuar por su situación económica. Desde entonces el esqueleto permanece parado a la espera de actuaciones que por fin llegan tras el desbloqueo propiciado por Ayuntamiento y Generalitat. Valverde indicó que desde principio de mandato se han mantenido diversas reuniones con el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, quien incluso visitó el centro el pasado verano, y precisó que la semana pasada se fijó, con la subdirectora general la hoja de ruta que se va a seguir para conseguir culminar el proyecto.

Será posible gracias al Decreto Ley 3/2016 al que no solo se acoge Orihuela, sino todos los municipios que se encuentran en la misma situación, para materializar mejoras que quedaron colgando de este plan y una vez garantizado el dinero se empezará a trabajar. El concejal de Emergencias comentó que en primer lugar se va a adaptar el proyecto original a las necesidades que tienen los cuerpos y fuerzas de seguridad que tendrán base en el edificio. Así se quiere fijar una base del Samu en el centro y que pueda albergar igualmente a una de las brigadas forestales de la conselleria, teniendo en cuenta las masas arbóreas cercanas tanto en término oriolano como de Pilar de la Horadada. Los bomberos tendrán un retén y Guardia Civil y Policía Nacional sus dependencias (además del servicio de Extranjería), al tiempo que el personal municipal de Policía Local y Protección Civil deben contar «con las condiciones idóneas para su trabajo», dijo Valverde. En todo caso consideró que los cambios no irán más allá de modificar algunas paredes para crear espacios de descanso obligatorios para trabajadores que hacen turnos de 12 y en ocasiones de 24 horas. Una vez realizados los ajustes se pasará a Gobernación para dar el visto bueno y a partir de ahí se procederá a sacar a licitación lo que queda de obra y la dirección de la misma. En un primer momento se destinaron 3 millones de euros al edificio, aunque de esa partida se gastaron 119.000 euros para la redacción del proyecto y finalmente se adjudicó la obra por 2.085.000. Con la parte ejecutada se estima que hay disponibles para acabarla 1.650.000 euros que será el presupuesto con el que se cuente.

Al contrario que en la primera ocasión, y a falta de definir algunos flecos, es posible que sea el Ayuntamiento quien ponga en marcha el proceso de licitación. En este sentido Valverde precisó que puesto que una de las cosas que preocupa es el mobiliario con el que una vez acabado habrá que dotar al inmueble, es posible que se incluya alguna cláusula para que se valore que las empresas licitadoras puedan poner si no todo, parte del equipamiento «porque nuestra intención es ponerlo en marcha cuanto antes». El edil consideró que la adjudicación pueda estar lista para el verano que viene y puesto que el grueso de la obra se quedó hecho, no tenga que alargarse mucho más allá de seis meses con lo que podría estar lista en el 2018.