Las Provincias

El tripartito y el PP se culpan uno a otro de la derrota

Los grupos municipales implicados en los vaivenes que ha sufrido la libertad de horarios comerciales en la ciudad en los últimos tres años intentan reducir daños tras la sentencia que da la razón a los centros comerciales y que, en realidad, supone un tirón de orejas tanto para el actual equipo de gobierno tripartito, como para el anterior, del PP.

Lejos de reconocerlo, ayer el alcalde, Gabriel Echávarri, que dijo que no iba a buscar culpables, sí que se encargó de resaltar en varias ocasiones que el recurso se interpuso en la pasada legislatura, es decir, contra el PP. Y no olvidó recordar que él ya advirtió de esta posible sentencia e intentó minimizar daños con el pacto por la conciliación a cambio de la libertad total.

Desde el PP, el portavoz, Luis Barcala, tiraba balones fuera y achacaba a «la improvisación del tripartito» la sentencia, dado que lo que anula es la ZGAT aprobada por éstos.

Mientras, C's se alegraba del fallo y se enzarzaba con el PSOE en Twitter. Los socialistas achacaban la sentencia a «los vaivenes de una exconcejal del PP, Belén González, ahora en C's» y los de la formación naranja les recordaban que ahora vota «lo mismo que Barcala y Castedo».

El portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, coincidía con sus socios en presentar el recurso contra la sentencia, pero no en la aprobación, el martes, de la ZGAT de Maisonnave, de la que discrepa.