Las Provincias

La resolución de Costas sobre el hotel de Arenales se conocerá en dos meses

  • La portavoz del grupo municipal popular asevera que ese fue el compromiso que ella logró en la reunión entre la empresa y el Ministerio

El Partido Popular aseguró ayer que ha tenido que tomar las riendas de las negociaciones con la Dirección General de Costas sobre la paralización de las obras del hotel de Arenales, porque el tripartito «ha dado la espalda al proyecto». Un extremo que el alcalde, Carlos González, negó al aseverar que «en absoluto hay pasividad municipal».

La portavoz del grupo municipal popular, Mercedes Alonso, compareció para dar cuenta de la reunión mantenida el lunes por la mañana en Madrid entre la empresa y representantes de la jefatura de Costas, en la que participó, junto al subdelegado del Gobierno. Un encuentro que ella misma promovió, tal y como indicó ayer.

Alonso dijo comprender «la decepción» de la firma Princesol al no obtener una resolución afirmativa por parte del Ministerio para continuar con los trabajos de reforma, pero aseguró que ella reclamó agilidad en la decisión a los responsables y logró el compromiso de que el dictamen se dé a conocer antes de dos meses. Comentó que «ya llevamos seis meses de paralización por la falta de trabajo del tripartito de Elche y desde entonces la empresa está pagando más de 22.000 euros al mes para mantener en pie el edificio», en referencia al sistema de bombeo para extraer el agua que se filtra y evitar un derrumbe.

Recordó que en su día la mercantil presentó alegaciones y la reforma del proyecto, tal y como le pedían, y aseguró que en el encuentro propuso dos medidas técnicas: retirar el sistema de bombeo o el derribo de la parte del edificio que se encuentra afectada y podría caer en caso de lluvias torrenciales. No obstante, matizó su temor de que Princesol, cansada de esperar una resolución, decida acudir a los tribunales para pedir una indemnización por daños y perjuicios, tanto al Ministerio como al Ayuntamiento. Una posibilidad que la propia empresa ya ha confirmado que está barajando.

Alonso criticó que «el tripartito no ha hecho nada al respecto y los propietarios de la empresa se quejan de la falta de información que tiene por parte del consistorio ilicitano».

Afirmó que en dicha reunión ella incidió en la importancia de este hotel para la ciudad de Elche. «El tripartito ha dado de espalda a los vecinos, a la pedanía, a la empresa y también a los trabajadores que habían encontrado un puesto de trabajo en la rehabilitación del edificio», concluyó.

Además apuntó que el equipo de gobierno mantiene dos expedientes de infracción sin resolver y consideró que esta situación también está provocando un bloqueo.

González niega pasividad

Al respecto, el alcalde, Carlos González, aseveró que «de nada serviría la resolución de las alegaciones -en referencia a las municipales- si no hay una resolución previa de las alegaciones de la Dirección General de Costas». Y puntualizó que «en ningún caso hay pasividad municipal».

En este sentido, señaló que, al finalizar la reunión, él mismo telefoneó a la subdirectora general para conocer cómo había ido el encuentro. «Yo le planteé, igual que lo hice de forma presencial en el encuentro que tuvimos, la necesidad de que este expediente avance con celeridad, pese a la situación compleja de interinidad de los actuales responsables del segundo escalón político del Ministerio», explicó.

Resaltó la necesidad de que «la incógnita se despeje a la mayor brevedad» y argumentó que, de una parte hay intereses económicos que tienen que ver con la empresa, y por otra, de la ciudad, «de la imagen de uno de los principales enclaves turísticos como es Arenales del Sol».