Las Provincias

Luis Barcala, en primer plano sonriente, Miguel Ángel Pavón y el alcalde en el transcurso del pleno extraordinario dedicado al debate sobre el estado de la ciudad.
Luis Barcala, en primer plano sonriente, Miguel Ángel Pavón y el alcalde en el transcurso del pleno extraordinario dedicado al debate sobre el estado de la ciudad. / A.D.

El PP insta a Echávarri a no recurrir el fallo de ZGAT

  • El portavoz popular, Luis Barcala, ha pedido al alcalde «que no siga tomando decisiones en caliente» porque «volverá a perder»

El PP en el ayuntamiento de Alicante ha exigido al alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, que no recurra el fallo que establece que tres centros comerciales sean incluidos en la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) ya que cree que "volverá a perder".

En un comunicado, el portavoz popular, Luis Barcala, ha pedido al alcalde "que no siga tomando decisiones en caliente" y no recurra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4.

Por el contrario, le aconseja que "se tome el tiempo necesario para reflexionar antes de tomar una decisión" ya que "tiene quince días por delante y no tiene sentido que cierre las puertas a cualquier otra solución y se lance, en menos de veinticuatro horas, a recurrir ante los tribunales".

"No es razonable que vuelva a precipitarse otra vez en este asunto y debe meditar mejor sobre las consecuencias de sus acciones porque es el máximo responsable y puede causar un gran daño a la ciudad", le ha advertido.

Para Barcala, "no cabe la estrategia del avestruz, escondiendo la cabeza ignorando el problema para no afrontar su obligación de cerrar el debate sobre el modelo comercial de la ciudad" puesto que "Alicante debe posicionarse como capital indiscutible de la provincia a nivel comercial, y para ello se debe definir un modelo y evitar continuar prolongando la incertidumbre de si los centros abren o cierran".

"No somos partidarios de recurrir porque entendemos que el recurso no puede prosperar y Echávarri va a perder otra vez", algo que la ciudad no puede asumir ante el riesgo de que los centros comerciales puedan exigir una indemnización millonaria.