Las Provincias

Javier Pérez. :: c. m. a.
Javier Pérez. :: c. m. a.

El expopular Javier Pérez lleva a Fiscalía el convenio municipal con la Filarmónica

  • Considera que la subvención municipal es un contrato «repleto de irregularidades» que carece de un informe técnico que lo avale

El concejal Javier Pérez ha iniciado su tarea de oposición en el grupo de los no adscritos con la presentación de una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción de Orihuela en contra del acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento y la Sociedad de Arte Musical La Filarmónica. El edil considera que este convenio se encuentra «plagado de irregularidades» y que se aprobó por parte de la Corporación municipal sin un informe técnico que lo avalase.

Pérez presentó ayer la denuncia en los juzgados de Orihuela después de meses sin haber realizado ninguna labor de fiscalización al tripartito. La denuncia que interpone va en contra del convenio de colaboración por el que el Consistorio concede una ayuda de 147.000 euros a la entidad musical para los próximos cuatro años.

Para el expopular este acuerdo «repleto ilegalidades» puede cumplir «bajo mi punto de vista y tras realizar un asesoramiento jurídico la comisión de varios delitos». Así puso en conocimiento del Ministerio Público los hechos que se centran en la aprobación de dicho convenio que «se hizo sin respetar el mínimo encaje jurídico y contraviniendo la Ley General de Subvenciones». Otras carencias del acuerdo, impulsado desde la Concejalía de Cultura y con la conformidad del área de Hacienda que observa Pérez son la ausencia de informes de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa del Estado y la consignación presupuestaria.

El edil subraya que el acuerdo se elevó a la comisión informativa y al Pleno «sin informes de ningún tipo y esta circunstancia fue puesta de relieve en dicho Pleno». Recuerda que durante su intervención pidió que el tema se pospusiera a una sesión posterior para ajustarlo a la legalidad. El gobierno local acordó ayudar a La Filarmónica con 147.600 euros para cuatro años y «con carácter retroactivo lo que contraviene lo que fija la Intervención General de la Administración del Estado ya que establece que si fuera un convenio no podría tener una duración superior a uno», asegura.

Además, argumenta que esta colaboración con la entidad musical no consta en el Plan Estratégico de Subvenciones, carece de consignación presupuestaria y «no puede nunca considerarse como convenio de colaboración para escaparse de la aplicación de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas».

Por su parte el alcalde, Francisco Maciá, defiende que el acuerdo se llevó a su aprobación después de que lo supervisara la asesoría jurídica municipal y «no hubo ningún informe negativo, por eso se aprobó». En este sentido, responde que «si el concejal cree que es un contrato debería haber puesto la denuncia por la vía administrativa y no ante la Fiscalía Anticorrupción».