Las Provincias

Ernesto Caballero y Sanchis Sinisterra, charlan ayer tras recibir sus galardones.
Ernesto Caballero y Sanchis Sinisterra, charlan ayer tras recibir sus galardones. / Joaquín P. Reina

Tributo a un todoterreno de la dramaturgia viva

  • El autor y director del Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero, recibió ayer el homenaje de la Muestra de Teatro de Autores Contemporáneos

«Quiero pensar que este homenaje se me hace porque de alguna manera represento a esos autores que empezamos hace más de 20 años y que hemos podido, aun con muchas dificultades, seguir nuestra trayectoria». Así expresó ayer el autor y director Ernesto Caballero lo que para él ha supuesto recibir el reconocimiento de la XXIV Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos.

El Salón Azul del Ayuntamiento fue ayer tarde escenario del acto de homenaje a una persona que se define a sí misma como «un hombre de teatro todoterreno».

Caballero aseguró que estamos atravesando una «época dorada» en cuanto a la creación de textos teatrales debido a dos factores. Por una parte, al hecho de que « escribir ideas o historias no requiere disponer de grandes medios». Pero al margen de cuestiones presupuestarias, en su opinión « este momento de esplendor teatral se debe antes que nada al público. Si hay creación y versiones no oficiales de lo real no es porque haya 4 o 20 visionarios sino porque existe una demanda social. La gente va a los teatros, existe una demanda que a veces no encuentra respuesta porque tiene que ver con una industria que recibe muy poca atención por parte de todos», afirmó.

El autor mencionó un reciente informe sobre la situación laboral de los profesionales de la escena que apunta que tan sólo el 4 por ciento puede vivir dignamente de su trabajo. « Esta realidad requiere una reflexión por parte de los gestores de las administraciones publicas y organizaciones a quienes compete llevar a cabo una revisión del sentido que tiene la Cultura en nuestro país. Sigue siendo una asignatura pendiente», reflexionó Caballero.

El también director del Centro Dramático Nacional cree que, a pesar de los problemas de estabilidad y pervivencia en el tiempo que arrastra el mundo de las artes escénicas, la situación ha mejorado. « Hace 10 ó 15 años los empresarios privados y los directores de los teatros institucionales decían que no había autores. Luego dijeron que, bueno, que sí había pero que no interesaban. Y de ahí pasaron a reclamar nuestras obras. Actualmente el 70 por ciento de las obras teatrales están firmadas por autores vivos. Algo está cambiando. Y el autor también ha cambiado. Ha empezado a mirar más de frente a la sociedad abandonando ciertas actitudes de ensimismamiento», afirmó.

Respecto al tamaño reducido de la mayoría de los montajes teatrales en cuanto al número de actores, Ernesto Caballero no comparte que eso sea un obstáculo o vaya en detrimento de la calidad. En sus inicios, relató, quiso ser director de cine, pero en cuanto tomó conciencia de todas las necesidades que rodean la creación en el ámbito cinematográfico cambió de trayectoria. En su opinión, a diferencia de lo que ocurre en el cine, para que haya Teatro basta « con un actor y un texto». Aunque reconoce que hay que apoyar las iniciativas escénicas, la creación, desde su punto de vista, no ha de quedar a la espera de que otros financien el montaje de las obras. « Yo me he arruinado y me han embargado para poder montar mis obras. No soportaba estar en una profesión en la que tenía que esperar a que me llamaran. El sector ha adolecido de falta de emprendimiento, aunque eso también está cambiando. No hay que esperar a que una institución venga a montar tu obra», aseveró.

La Muestra de Teatro de Autores Contemporáneos elige tradicionalmente al autor a quien se va a rendir homenaje entre aquellos que cuentan con espectáculos que están siendo exhibidos en ese momento para poder incluirlos en la programación del certamen. Según su director, Guillermo Heras, «no queremos que el homenaje se quede en algo simbólico sino que vaya acompañado de la expresión viva de las obras del autor sobre la escena».

En este contexto, el Teatro Principal de Alicante acogió ayer el estreno de ' Reina Juana', un texto de Ernesto Caballero interpretado por Concha Velasco que revisa la figura humana e histórica de la hija de los Reyes Católicos. El título pretende contribuir a desterrar el epíteto, denigrante para el autor, con el que ha pasado a la Historia. No más Juana la Loca. Simplemente, afirma Caballero, Reina Juana.