Las Provincias

El sector agrícola afronta el reto de ser más competitivo pese a sus límites y amenazas

fotogalería

Antonio Vicent muestra una de las gráficas durante la exposición sobre las enfermedades causadas por hongos en los cítricos. / ALberto Aragón

  • Caja Rural Central y 'La Verdad' organizan una jornada enfocada a los cítricos, los avances del sector y los riesgos a los que se enfrenta

Ser competitivo tanto en precio como en calidad ha sido siempre el principal reto del sector agrícola, motor de desarrollo en toda la Comunitat Valenciana y en la provincia de Alicante, pero sobre todo en comarcas como la Vega Baja. Por eso ayer Caja Rural Central y 'La Verdad' eligieron la capital histórica del Bajo Segura para celebrar la segunda jornada sectorial que ambas instituciones organizan en conjunto y que en este caso estuvo dedicada de forma exclusiva a los cítricos. El lugar tampoco se escogió al azar: la Lonja donde hace unas décadas se celebraron las subastas de frutas y verduras reconvertida ahora en centro cultural, acogió a más de trescientas personas que coparon el aforo del auditorio.

Precisamente, en la competitividad de un cultivo como el cítrico se centraron las cuatro ponencias de los expertos que plantearon las posibilidades con las que cuentan los productores gracias a los avances de la tecnología, como en el caso de la gestión integrada de plagas o la creación de nuevas variedades de frutos, prácticamente a la carta, en base a lo que quieren los consumidores y que, además, pueden competir con ventaja al salir al mercado antes o después que los cultivos tradicionales. No obstante, las amenazas, tanto las que hay en el propio huerto como las que vienen de otros países productores, también se tuvieron en cuenta y se alertó sobre la necesidad de vigilar las plantaciones para evitar la pérdida de árboles. En este sentido, se abrió el melón de los controles que Europa pone a los productos que se usan en los campos del territorio de la Unión, así como en los que deben ejercerse sobre aquellos que llegan de lugares donde pueden verse afectados por enfermedades que, de momento, no han llegado a la cuenca mediterránea y que debe intentarse por todos los medios que nunca lo hagan.

Los encargados de poner negro sobre blanco fueron Alfonso Lucas, técnico de gestión de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia; David Alba, CEO Génesis Innovation Group del Grupo AMC; Antonio Vicent Civera, colaborador científico adjunto del Instituto Valenciano de investigaciones Agrarias (IVIA), y María Milagros López, profesora de Investigación del mismo instituto. Sus palabras las escucharon atentos numerosos agricultores y responsables políticos a los que el director general de Caja Rural Central, Manuel Ruiz, pidió, en el caso de los políticos que garanticen «estabilidad y agua» y a los productores que «sigan adelante con su trabajo» porque, afirmó, la Caja «pondrá los medios financieros, técnicos y materiales a su alcance para conseguir los mejores resultados», algo que aseguró que hace la entidad desde su puesta en marcha en 1919 por parte, precisamente, de un grupo de hombres del campo.

Ruiz destacó el esfuerzo que se realiza «para potenciar e impulsar la agricultura, en especial los cítricos», y afirmó que para ello se colabora para que las técnicas de cultivo puedan mejorar día a día con el objetivo de mejorar los resultados.

El delegado editorial de 'La Verdad' en la provincia, Pedro López, fue el encargado de presentar a los ponentes y moderar los turnos de preguntas que se abrieron después de cada charla mientras que el director general del periódico, Antonio González, manifestó el compromiso del medio de «informar a los lectores», pero también de «aportar a la sociedad fomentando a los sectores productivos que hacen posible nuestro desarrollo», como fue el caso de la jornada de ayer.

Estuvo presente el secretario autonómico de Agricultura de la Generalitat, Francisco Rodríguez Mulero, quien prefirió dejar a un lado las cifras que llevaba preparadas para hablar puramente «de la agricultura que con tanto ahínco defienden las organizaciones agrarias». Así, hizo un repaso por la historia de los últimos setenta años remontándose a los 50 del siglo pasado «cuando las únicas divisas que entraban a España procedían de las naranjas que exportábamos desde Alicante», y a partir de ahí hasta ahora cuando 1 de cada 4 euros que entran a la Comunitat «viene de las exportaciones del sector agrícola».

Rodríguez Mulero apeló al esfuerzo realizado por el Consell para incrementar «en un 6% el presupuesto de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente» pese a los problemas de financiación y afirmó que en los próximos tres o cuatro años debe darse una solución definitiva a los problemas del agua, que en el caso de ayer no se abordaron en ninguna de las comparecencias pero que estuvieron muy presentes en el patio de butacas. «Tenemos que adaptar los cultivos al cambio climático que nos viene», afirmó el secretario autonómico quien insistió en la necesidad de que los productores del Mediterráneo deben hacerse fuertes en Europa para evitar salir perjudicados en los acuerdos de comercio que se hacen con países de fuera del continente. Para ello, dijo, «hay que abordar una reforma estructural para exigir que todos los eslabones de la cadena agroalimentaria estén bien remunerados, el del productor el primero».

Otro político fue el último en tomar la palabra, por detrás del máximo responsable de Caja Rural Central. En ausencia del alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, fue el concejal de Agricultura, Víctor Valverde, quien como representante de la ciudad anfitriona agradeció la celebración de esta actividad y manifestó la preocupación que se tiene desde el Ayuntamiento de Orihuela, como administración más cercana, para incentivar en todo lo posible el sector agrícola. Así recordó que en apenas unos días de nuevo será protagonista, en este caso en el Symposium Internacional Agroalimentario que se celebrará los días 19 y 19 en la ciudad, y al que invitó a todos los asistentes.