Las Provincias

El PSPV acaba con un mes de 'sede vacante' en la agrupación local y nombra a la gestora

Imagen de archivo de una comparecencia del ex secretario general socialista, Carlos Bernabé. :: a. a.
Imagen de archivo de una comparecencia del ex secretario general socialista, Carlos Bernabé. :: a. a.
  • El órgano que se encargará de dirigir el partido hasta la elección de nuevo secretario general ya está ratificado por Ferraz y celebró su primera reunión el lunes

Apenas un mes, el más convulso de la historia del Partido Socialista a nivel nacional, ha estado vacante la dirección de esta formación en el ámbito local. Igual que en Madrid, en Orihuela una gestora se ha hecho cargo de la dirección socialista tras la dimisión, el pasado 4 de octubre, del hasta entonces secretario general, Carlos Bernabé, «desolado» por el rumbo que tomaban los acontecimientos tras la marcha de Pedro Sánchez y la posterior abstención para favorecer la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. En ese tiempo en el que por ejemplo Orihuela no celebró, como en el caso de otros municipios de la comarca, reuniones de su ejecutiva para fijar su posición sobre las intenciones de la dirección nacional antes de la investidura presidencial, ha habido que esperar a que se despejaran las dudas a nivel nacional para poder poner en marcha a una gestora propuesta por el PSPV y ratificada por Ferraz.

El pasado lunes los miembros de la gestora mantuvieron la primera reunión con la presidencia de José Manuel Alfaro en representación del PSPV. Por parte de la ejecutiva provincial Pilar Brotons es la representante mientras que el rafaleño Francisco Jesús García ha sido la persona designada por la ejecutiva comarcal. La agrupación de Orihuela está representada por Antonio López Ene, quien ha formado en otras ocasiones parte de la ejecutiva del partido; Isabel García Luis, que además iba en la lista del PSOE en las últimas municipales; la que fuera alcaldesa de barrio en la calle Arriba durante el pasado mandato, Sofía García Godoy y el ex secretario general de las Juventudes Socialistas de Orihuela, ahora en la agrupación comarcal, Daniel Nieves.

La necesidad de nombrar gestora llegó tras la dimisión del secretario general, un acto que provocó de forma automática el cese inmediato de toda la ejecutiva. Por tanto lo que hay que hacer ahora es nombrar de nuevo a ese órgano que dirija el partido, y aunque las fuentes consultadas consideraron que la intención es que la gestora no se eternice, su duración no es algo que se pueda determinar puesto que además hay dos opciones. La primera pasa por esperar, como es habitual, a elegir al inquilino de la secretaría general una vez que haya pasado todo el proceso a nivel nacional, autonómico, provincial y por último local. No obstante y dada la situación del partido en la cúspide de la pirámide esto podría alargarse en el tiempo, por lo que también cabría la posibilidad de que Orihuela resolviera su situación antes de que se despejen las dudas en Madrid. De hecho la situación no es ni parecida a hace poco más de una década, cuando se disolvió la agrupación local y se puso al frente de la misma otra gestora que tuvo que empezar desde cero incluso a registrar a la afiliación. Ahora el partido está en funcionamiento y ni siquiera deberían verse afectados procesos que ya estaban previstos, como la celebración de una asamblea en el mes de diciembre, máxime teniendo en cuenta que además ahora ya se cuenta con este órgano que pueda dirigir a la agrupación. El trabajo de la gestora tampoco tiene por qué afectar al que realiza el grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento, que funciona de forma autónoma.