Las Provincias

«Necesitamos la poesía para luchar contra el lenguaje chato que impone el poder»

  • José Ramón Ripoll gana el Premio Loewe de poesía con los versos «intensos, profundos e íntimos» de 'La lengua de los otros'

«Aunque la gente no le da importancia a la poesía, es vital mantener la palabra para luchar contra el olvido, contra los titulares y el lenguaje chato que nos quieren imponer desde todo tipo de poder». Así defiende la poesía el gaditano José Ramón Ripoll, autor de 'La lengua de los otros', el poemario «intenso, profundo e íntimo» que le ha dado el Premio Loewe de Poesía, dotado con 25.000 euros y que falló ayer su XXIX edición. El premio de la Creación Joven, dotado con 8.000 euros, fue para el poeta cubano Sergio García Zamora.

«La poesía es pensamiento y música al tiempo: con ella buscamos nuestro origen, decimos donde estamos y denunciamos las mentiras del lenguaje» insistió el ganador del prestigioso premio que la Fundación Loewe creo hace casi tres décadas. Es el de mayor dotación en el ámbito privado y este año recibió 779 originales remitidos desde 31 países, de los que 27 pasaron a al final.

«Es un libro muy unitario y estructuralmente muy bien ordenado, con una enigmática relación entre sus partes», dijo el jurado de los poemas «intensivos y excelentes» del ganador. «Ripoll se enfrenta a un problema de identidad, pero no se pregunta sobre quién es, sino quién es la herida y quién la cicatriz», sostuvo el poeta Jaime Siles, prsentador de un libro «con gran unidad formal y de sentido». Para Siles 'La lengua de los otros' es «intenso, profundo, e íntimo para los que tienen cierta edad». «Un viaje del color del habla a la razón de la lengua de un poeta hecho y derecho que se ratifica con esta obra» agregó.

Nacido en Cádiz en 1952, José Ramón Ripoll es un poeta de larga trayectoria y un conocido activista y gestor cultural. Escritor, musicólogo y periodista, fundó y dirige desde 1991 'Revista Atlántica de poesía', especializada en literatura iberoamericana e internacional. Es autor de poemarios como 'La tauromaquia', 'Sermón de la barbarie', 'El humo de los barcos', 'Las sílabas ocultas', 'La vida ardiendo' y 'El espejo y el agua'. Ha dedicado además monografías a Chopin, Beethoven, Liszt, Berlioz, o Shostakóvich.

En 'El frío de vivir' el jurado percibió «la madurez expresiva» de una obra en la que Sergio García Zamora (Santa Clara, 1986) «combina una percepción singular del mundo y un domino del poema en prosa y en verso». «No solo es un obra bien escrita sino que contiene una escritura única y personal» dijo el también cubano Víctor Rodríguez, ganador de la pasada edición del premio.