Las Provincias

Memoria Histórica defiende que a los residentes no les costará nada el cambio de calles

La Concejalía de Memoria Histórica salió ayer en defensa de la aprobación del cambio de nombre de calles franquistas, ante las críticas de la oposición por la tramitación, la participación y el gasto que supondrá.

La edil María José Espuch resaltó que el cambio de nombre de las calles no supondrá ningún gasto ni molestia para los vecinos, dado que no tendrán que renovar su DNI hasta que no les corresponda hacerlo, ni tramitar los cambios en sus bancos de referencia, ya que se encargará de avisarles la Concejalía de Estadística.

Sobre su aprobación en Junta de Gobierno, cuestionada por el PP, que pide que vaya a Pleno, Espuch defendió que sigue los criterios del secretario del Ayuntamiento, ya que la ordenanza sobre calles señala que «el órgano competente para la asignación de nombre para las vías públicas del término municipal es la Junta de Gobierno municipal».

Además, destacó que se podría haber aprobado directamente en Junta y se llevó a comisión para «consensuarlo».