Las Provincias

La justicia otorga a los centros comerciales de la ciudad el derecho a abrir los festivos

Pasillos interiores del centro comercial Gran Vía, uno de los que interpusieron el recurso. :: daniel madrigal
Pasillos interiores del centro comercial Gran Vía, uno de los que interpusieron el recurso. :: daniel madrigal
  • La juez argumenta que el área en el que están cumple los requisitos de las ZGAT y acusa al Consistorio de haberles denegado la inclusión de forma arbitraria

Los centros comerciales han ganado en los tribunales el derecho a ser incluidos en la Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de Alicante y, por tanto, a abrir todos los festivos, que les han denegado desde el Ayuntamiento en varias ocasiones. El juzgado de lo contencioso-administrativo número cuatro les ha dado la razón parcialmente en su recurso y ha anulado el acuerdo plenario de 29 de octubre de 2015 en el que se les excluía de la ZGAT, en una sentencia que es recurrible.

Dicha sentencia resuelve el recurso que las comunidades de propietarios de los centros comerciales Gran Vía, Plaza Mar 2 y Puerta de Alicante presentaron en mayo de 2015 contra la desestimación por silencio administrativo de su petición de ampliación de la ZGAT al entorno en el que están emplazados. Una desestimación que en octubre de ese año tuvo su resolución expresa cuando se aprobó en Pleno la reducción de la ZGAT.

Ahora la juez reconoce como situación jurídica individualizada «el derecho de los recurrentes a que sea admitida su solicitud de ser incluidos en una ZGAT, por concurrir en las áreas en las que se encuentran ubicados los requisitos establecidos en la Ley de Horarios Comerciales».

Desestima parcialmente el recurso en la parte en la que los centros comerciales pedían una indemnización, por entender que la demanda es «genérica» y que el Ayuntamiento no puede ser condenado al pago de una cantidad «por la presunta causación de unos daños que ni tan siquiera se han concretado ni han sido objeto de prueba alguna». Eso sí, recuerda a los recurrentes que tienen derecho a deducir, primero en vía administrativa y luego en la judicial, «la oportuna reclamación en materia de responsabilidad patrimonial de la Administración».

Respecto al fondo del recurso, la juez rechaza todos los argumentos de inadmisibilidad que plantea el Ayuntamiento (excepto el de la indemnización) y se centra después en evaluar los argumentos de los centros comerciales de «falta de motivación y arbitrariedad» de la denegación de inclusión en la ZGAT.

Explica que la Ley de Horarios Comerciales «aboga claramente por la libertad horaria sin limitaciones temporales ni espaciales de los municipios en los que concurra alguna de las circunstancias tasadas» y entiende que el establecimiento de estos requisitos comporta que «toda restricción a la libertad horaria deba contener una motivación reforzada».

Sin motivación

El Ayuntamiento, sin embargo, dice, no solo incumplió inicialmente su obligación de resolver de manera expresa la solicitud de los centros comerciales (lo que motivó la presentación del recurso), sino que después la rechazó al aprobar en el Pleno en octubre una ZGAT en la que no estaban incluidos, «sin motivación alguna» y «pese a la existencia de multitud de informes municipales favorables a tal pretensión».

Entre ellos, menciona uno del Patronato Municipal de Turismo en el que constata la existencia efectiva de plazas en alojamientos y establecimientos turísticos en el área de influencia de los centros comerciales, uno de los requisitos de la Ley de Horarios Comerciales para incluirlas en una ZGAT. También otro del departamento de Comercio del Ayuntamiento, que establece que el municipio en su conjunto cumple con la mayoría de los requisitos y, por tanto, no recomienda la denegación de la solicitud.

Además, el departamento de Patrimonio Cultural concluyó que el área de afección de los centros Plaza Mar 2 y Puerta de Alicante «cuenta con protección integral dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos del Ayuntamiento», que es otro de los requisitos. Concluye la magistrada que el Consistorio actuó «de forma arbitraria» en la denegación de la solicitud de los centros comerciales al obviar completamente estos informes de sus propios técnicos municipales. Informes que los recurrentes completaron con uno de expertos de la UA que incidía en la concurrencia de los requisitos necesarios. Además, considera que el Ayuntamiento ha vulnerado la normativa en materia de competencia.

Por sorprendente que parezca, la sentencia supone un tirón de orejas tanto para el tripartito como para el PP. Y es que el recurso se presentó en la pasada legislatura contra la negativa de los populares a incluirles en la ZGAT de Maisonnave, pero ha acabado basándose en una resolución firme posterior, la que aprobó el tripartito en octubre que reducía aún más la ZGAT.