Las Provincias

Dolón asegura que la balsa de lodo de la depuradora se cubrirá antes de verano

  • El alcalde pone de manifiesto el compromiso de la Epsar y pide que Agamed no traslade lodo en camiones descubiertos para aplacar el mal olor

La Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) cubrirá la balsa de lodos de la depuradora de Torrevieja a principios de año, según aseguró ayer el alcalde, José Manuel Dolón. El primer edil mostró su satisfacción por el hecho de que se vaya a atender un asunto por el que siempre se ha sentido «muy preocupado» y cuyo impacto ambiental y las molestias que ocasiona los «sufren miles de personas».

El ecologista indicó que la Epsar ha confirmado que el proyecto de cobertura del tanque de laminación de caudal de la Edar salinera está redactado y en fase de correcciones, «por lo que teniendo en cuenta la plazo de supervisión técnica y contratación de las obras, se espera el inicio de las mismas dentro del primer trimestre de 2017, con un plazo de ejecución previsto de cuatro meses». El regidor afirmó que es su «obligación y la del equipo de gobierno hacer un seguimiento» de los plazos que se han marcado y esperó que en ese periodo se «haga efectiva la cubrición para que deje de oler o se reduzca considerablemente la intensidad de los olores». Dolón recordó que la ciudad es el único municipio de la Comunitat Valenciana que no tiene cubierta la balsa de lodos de la depuradora «porque sus dirigentes lo permitieron», en referencia a los anteriores responsables municipales del Partido Popular. Así, dijo que hubo mucha «inauguración» pero con un «fallo muy notable y más tratándose de una obra menor en comparación con el coste de la infraestructura en si».

Igualmente José Manuel Dolón tuvo palabras de agradecimiento hacia el director de la Epsar, Enrique Lapuente Ojeda, porque ha «atendido mis llamadas y mis escritos. Tengo la tranquilidad de que se lo ha tomado muy en serio», por lo que mostró su confianza en que antes del próximo verano la balsa estará cubierta.

Otro de los factores que influye a la hora de generar mal olor en el entorno de la Edar es el hecho de que se trasladen lodos mediante camiones que no van cubiertos de forma hermética, por lo que a lo largo de su recorrido van desprendiendo el hedor propio de estos restos. Dolón comentó que ya ha hablado sobre este tema en varias ocasiones con Agamed, la empresa mixta que gestiona el ciclo integral del agua en Torrevieja, responsable de estos traslados. De hecho señaló que en el último consejo de administración volvió a incidir sobre este asunto porque su objetivo último «es terminar con esas emanaciones y si es necesario para lograrlo que se cambien esos vehículos».