Las Provincias

La devastación de 'El Niño' se agrava por culpa del cambio climático

Las olas de calor, los eposodios prolongados de sequía, o las lluvias torrenciales con las consiguientes inundaciones tendrán lugar de una manera más frecuente si no se frena el cambio climático. Esa es la principal conclusión a la que llega la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en el informe 'Estado del clima mundial 2011-15', que fue presentado ayer durante la cumbre del clima COP22, que se desarrolla hasta el próximo día 18 en Marrakech.

Todos esos indicadores «confirmaron la tendencia al calentamiento a largo plazo causada por los gases de efecto invernadero», subraya el informe. Los expertos atribuyen todo esto a la actividad humana y recuerdan que el dióxido de carbono alcanzó, por primera vez en 2015, el umbral significativo de 400 partes por millón en la atmósfera.

Al incremento térmico de la atmósfera se suma el aumento «sin precedentes» de la temperatura de los océanos. El año pasado fue la más alta de todos los años de los que se tienen registro. Esto tuvo relación en el fuerte episodio de 'La Niña' (2011) y el intenso episodio de 'El Niño' (2015-16), que «influyeron en las temperaturas de cada año sin cambiar la tendencia subyacente al calentamiento».