Las Provincias

Caen un 15% las denuncias por violencia de género y el tripartito lo achaca en parte a sus políticas

  • El equipo de gobierno aplicará el próximo año un plan de actuación para disponer de otra herramienta de lucha contra este problema

La mesa de coordinación policial contra la violencia de género puso sobre la mesa ayer los datos que manejan las fuerzas de seguridad, entre ellos el descenso en un 15% en el número de denuncias en el municipio. Según las cifras facilitadas por la edil de Bienestar Social e Igualdad, Teresa Maciá, se han registrado 386, frente a las 607 del pasado año.

Al respecto, precisó que la media mensual en 2015 fue de 50, mientras que en estos meses se ha mantenido en 38. De los casos denunciados el pasado año, puntualizó que dos fueron de alto riesgo, 28 de riesgo medio, 211 bajo y 385 de riesgo no apreciado.

Sobre el descenso de las cifras, tanto la regidora como el alcalde, Carlos González, interpretaron esta tendencia como un aspecto positivo y, aunque se mostraron prudentes a la hora de analizar los motivos, apuntaron que en este resultado pueden haber influido en parte las políticas municipales, tanto de amparo a las víctimas de violencia de género como de prevención, a través de la labor de la Casa de la Dona y del área de Igualdad, unas acciones que, tal y como indicaron, deben mantenerse «por el mismo camino».

No obstante, el primer edil consideró que será necesario para evaluar las cifras con mayor rigor un margen de tiempo más amplio -y apuntó al 2017- para averiguar si se trata de una tendencia estable o si existen circunstancias puntuales que expliquen la reducción concreta de este año en el número de denuncias.

González también indicó que el próximo mes de diciembre finalizarán los trabajos de redacción del plan de actuación contra la violencia de género en el ámbito local. Un documento que se aplicará en 2017, desarrollado desde la Concejalía de Bienestar Social e Igualdad y en el que participado agentes sociales, así como los cuerpos y fuerzas de seguridad.

También el turno de oficio

Fue uno de los asuntos tratados en la reunión de la mesa de coordinación policial sobre la violencia de género, un órgano que pretende establecer un protocolo de actuación conjunto de todas las fuerzas y cuerpos de Seguridad para favorecer una protección más efectiva a las víctimas. Con este objetivo, según anunciaron sus representantes, se ha establecido la división del número de casos de violencia de género entre Policía Local, Nacional y Guardia Civil para evitar duplicidades, además de redundar en una mayor agilidad en el seguimiento de los casos y en una atención de más calidad a las víctimas de esta lacra social.

Asimismo se abordó la necesidad de incorporar a la mesa de coordinación policial al poder judicial, a través del turno de oficio. Otra de las mejoras consistirá en que el Equipo de Violencia sobre la Mujer y el Menor (Evime) tenga acceso a partir de ahora al biogen, una herramienta homologada a nivel estatal con la que facilitar la determinación del nivel de riesgo de la víctima de violencia de género, lo que contribuirá a fijar las medidas policiales concretas.