Las Provincias

Carlos Grau cree que el Benidorm se ha quedado «sin margen de error»

BALONMANO | ASOBAL

Carlos Grau cree que el Benidorm se ha quedado «sin margen de error»

  • El capitán admite que el problema del equipo empieza a ser «psicológico» y pide «ayuda» a la afición para ganar al Villa de Aranda

Carlos Grau, capitán del Benidorm, aseguró ayer en el regreso al trabajo tras el parón liguero por la disputa del Preeuropeo por parte de la selección el pasado fin de semana en Finlandia, que su equipo ya no tiene margen de error en la competición, por lo que está obligado a ganar todos los partidos que dispute como local, como el de este sábado, a las 18.30 horas, en la pista de l'Illa, ante el Villa de Aranda, actualmente séptimo clasificado con 10 puntos.

El equipo benidormense, colista de la Asobal con dos tras haber conseguido solo una victoria en ocho jornadas, disputará un partido que el lateral zurdo calificó como una «final». «No estamos sumando fuera, así que no podemos fallar más en casa. Estamos en una situación bastante complicada», reconoció el capitán del Benidorm, quien además lamentó que su equipo volviera a las andadas en Cangas frente al Frigoríficos Morrazo tras haber mostrado síntomas de recuperación frente al Valladolid.

«Volvimos a estar mal en defensa y ataque, y reaparecieron los fantasmas de siempre. Ya es un problema psicológico, sobre todo, fuera de casa», argumentó el jugador benidormense. El capitan del equipo de Ferndo Latorre, sin embargo, también quiso enviar un mensaje de «tranquilidad» a la afición, a la que pidió su apoyo para el trascendental partido del sábado.

«El equipo está trabajando bien y el ambiente es muy bueno. Necesitamos su apoyo para ganar porque será mucho más difícil sin ellos», indicó el alicantino, quien afirmó que la línea a seguir es la del partido ante el Valladolidm en el que el equipo saltó al parqué muy concentrado.

«Si estamos bien en defensa y acertados en ataque, podemos ganar de manera cómoda porque el equipo no está jugando mal», reiteró Grau, quien está convencido de que el Benidorm tiene argumentos suficientes en su plantilla para cambiar la racha.

«El año pasado ya tuvimos una mala dinámica de siete partidos sin ganar y fuimos capaces de salir de ella. Solo necesitamos enganchar un triunfo en casa y puntos fuera para que todo cambie», concluyó.