Las Provincias

Alonso de Santos y Carmen Losa, en la presentación de la Academia de Artes Escénicas.
Alonso de Santos y Carmen Losa, en la presentación de la Academia de Artes Escénicas. / LV

La Academia de las Artes Escénicas incluye a Alicante en sus planes de aglutinar al sector

  • El presidente de la AA EE, José Luis Alonso de Santos, presentó ayer la entidad en el marco de la Muestra de Teatro de Autores Contemporáneos

La Academia de las Artes Escénicas de España (AA EE) nació en el año 2014 con la voluntad de dignificar el sector y trabajar en la consecuenciación de la excelencia. Su presidente, el dramaturgo José Luis Alonso de Santos, y su vicepresidenta, la coreógrafa Rosángeles Valls, presentaron ayer sus objetivos en el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert dentro de las actividades organizadas por la XXIV Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos. Hasta ahora las iniciativas se habían centrado principalmente en Madrid para después ampliarse a otras ciudades como Valencia y Sevilla.

De sus 400 miembros, 70 proceden de la Comunidad de Madrid, 50 de la Comunidad Valenciana, 40 de Andalucía y el resto está muy distribuido por todo el territorio nacional. Tras dos años de trayectoria consideran que ha llegado el momento de tener una mayor presencia en otros lugares con el fin de cumplir con su fin de aglutinar el sector. « En la Comunidad Valenciana ha habido siempre mucha actividad escénica y en 2017 la Academia va a estar centrada en Alicante, Valencia y Castellón», anunció Valls.

Alonso de Santos afirmó que hay un grupo importante de profesionales en Alicante con el que se van a mantener reuniones e intercambiar puntos de vista. « Vamos a hablar de los problemas del mundo artístico y de la creación, y de cómo hacer para que evolucione porque cuando creas cosas, hay después que mantenerlas y luego mejorarlas», afirmó.

El presidente de la AA EE explicó que el sector se siente a veces « como los judíos en los guetos. Dentro de él está lleno, pero fuera no hay nadie. Nuestra tarea es salir del gueto».

Uno de los problemas más debatidos en el sector de las artes escénicas españolas tiene que ver, según Alonso de Santos, con las dificultades económicas que impiden a las compañías lograr una cierta estabilidad. « Yo no he aceptado nunca ninguna responsabilidad política cuando me la han ofrecido porque no tengo ni idea de cómo solucionar este problema. La relación entre los temas económicos y el Arte es difícil. Yo me paso el día entero escuchando lo mal que lo pasan los autores. Y es verdad. Pero tenemos unos esquemas mentales que deberíamos cuestionarnos, incluso a nivel moral. Hay que recordar que la historia del Teatro es una batalla entre juglares y trovadores. La aspiración de los trovadores es ser pagados por el palacio. Pero los juglares cantan lo que los trovadores no pueden, son libres aunque lo pasen mal. Habría que preguntarse: ¿Qué quieres ser juglar o trovador?», reflexiona. El presidente de la Academia añadió que con ello no quiere decir que no haya que debatir sobre las dificultades que tiene el sector para mantenerse en el tiempo. « Quejarnos, sí. Volvernos locos por la queja, no» puntualizó.

El presidente de la Academia recordó que la entidad carece de ánimo de lucro y que sus miembros trabajan para todo el sector de manera desinteresada con el fin de impulsar su promoción nacional e internacional, así como fomentar su progreso y perfeccionamiento .

« A la Academia se llega no para decir qué hay de lo mío, sino para preguntar qué hay de lo nuestro. Es como una religión. Un cura que cree en Dios hace las cosas por Dios. Nosotros tenemos nuestras creencias y lo hacemos todo por nuestras creencias». En este sentido, en la línea de pensamiento de este organismo está también, según su presidente, « acabar con la resignación y con la humildad y llevar las artes escénicas a los territorios que les son propios. Hay que terminar con lo pequeño, con lo vulgar, con los tramposos y trileros y dar al Arte la importancia que tiene», afirmó.

La Academia se creó hace dos años para llenar un hueco histórico en el mundo de las artes. « Se había intentado otras veces sin éxito. Quizás por ese instinto que tiene el Arte para sobrevivir ahora era el momento de crear este territorio de defensa en unos tiempos duros para los valores escénicos», subrayó.

Las áreas y especialidades representadas por este ente cultural incluye a productores, autores, directores, intérpretes, danza, plástica escénica, compositores y un apartado destinado a estudios y divulgación.

La vicepresidenta de la AA EE destacó el papel singularizado que tiene en este organismo el mundo de la Danza. « Ha estado desde el primer momento integrada en la Academia porque somos un número de profesionales bastante importante y creciente. Cuando se creó corríamos el riesgo de reproducir lo ocurrido en la Sociedad General de Autores. Allí la danza es la hermana pobre. Temíamos que aquí pasara igual pero lo estamos resolviendo muy bien» afirmó Rosángeles Valls.