Las Provincias

El Ayuntamiento inicia su plan de huertos urbanos esta semana en la Zona Norte

Parcela en la que comenzarán a diseñar los nuevos huertos urbanos la próxima semana.
Parcela en la que comenzarán a diseñar los nuevos huertos urbanos la próxima semana. / Joaquín P. Reina
  • La empresa Sarco adecuará 40 parcelas entre las calles Turquesa y Cuarzo, por 360.000 euros, que estarán disponibles en enero

Arranca el proceso de convertir solares en desuso de la ciudad en huertos urbanos. Esta semana está previsto que comiencen las obras para la creación de 40 espacios para el cultivo en una parcela ubicada entre las calles Turquesa y Cuarzo, en la Zona Norte. El proyecto, en el que colaboran Medio Ambiente y Urbanismo, tiene un plazo de ejecución de tres meses, por lo que está previsto que los huertos estén disponibles a mediados de enero.

Será Sarco la empresa encargada de ejecutarlos, adjudicataria de un concurso agrupado que incluye dos proyectos en la misma parcela: las obras para habilitar los huertos urbanos y otras de mejora de la accesibilidad a los centros escolares del entorno.

El valor total por el que se han adjudicado ambas es de 360.924 euros. Se ha conseguido una rebaja de 70.000 euros respecto al precio de licitación. Se financiarán con el crédito que se pidió para complementar las inversiones sostenibles, lo que hace que los plazos sean menos ajustados. Ya se ha formalizado el contrato y solo falta la contratación de la dirección de riesgo y salud, que se hará a principios de esta semana.

En el terreno, de 4.300 metros cuadrados, se ubicarán 40 parcelas destinadas a huertos urbanos de 40 metros cuadrados cada una. Dos de los espacios se dotarán de mesas de cultivo para que puedan utilizarlos personas con discapacidad física.

Las instalaciones se complementarán con casetas prefabricadas destinadas a oficinas, almacén y aseos comunitarios, pérgolas de sombra y fuentes-bebedero.

La actuación también incorpora el acondicionamiento de una zona de estacionamiento para vehículos en la fachada sur de la parcela y la urbanización de su viario perimetral.

Los accesos se establecen, al norte, desde el itinerario peatonal accesible previsto en el proyecto de accesibilidad y al sur, desde el estacionamiento de vehículos situado frente a las edificaciones residenciales colindantes de Colonia Requena.

Medio Ambiente, que se encargará de gestionar los huertos, trabaja ya en la elaboración de un reglamento que regulará su utilización y quién puede acceder a uno de estos espacios. La idea es dar prioridad a las personas en riesgo de exclusión social y a los alumnos de colegios situados en el entorno de la parcela.

La Concejalía que gestiona Víctor Domínguez también ha previsto instalar en la zona uno de los 11 puntos de compostaje que va a repartir por toda la ciudad. Se trata de un sistema voluntario que necesitará para su implementación, en cada caso, un mínimo de seis familias vecinas o un centro escolar para su desarrollo. Para su correcto funcionamiento contará con la supervisión de una persona especializada del Ayuntamiento.

Los puntos de compostaje dispondrán de una zona de depósito y descomposición de residuos, una segunda zona de maduración, una tercera zona para dejar el estructurante y una cuarta para guardar utensilios. Estos contarán con cierres automáticos y será necesaria utilizar la tarjeta ciudadana de Alicante - previa inscripción - para abrir contenedores y pasar al recinto de compostaje. En cuanto a los centros escolares, los docentes serán los encargados de controlar el acceso.

El próximo proyecto de huertos urbanos se desarrollará en el Casco Antiguo, dentro del programa de renovación urbana de las calle San Juan, San Pedro y adyacentes.