Las Provincias

El Ayuntamiento abordará obras por 1,3 millones en los próximos meses

El edil de Urbanismo en una de las calles que se reasfaltarán.
El edil de Urbanismo en una de las calles que se reasfaltarán. / J. A.
  • La mayor parte de las inversiones se destinarán al arreglo de calles pero también se incluyen actuaciones en edificios municipales

El municipio vivirá desde dentro de pocas semanas y durante el año que viene un frenesí de obras con el objetivo de que este cambie de aspecto y para ello el equipo de gobierno dispondrá de la nada desdeñable cifra de 1,3 millones que pueden ser más euros al estar pendientes otros 450.000 del Plan de Obras y Servicios de la Diputación «porque necesita una inyección de dinero que permita darle un vuelco a infraestructuras pendientes de ejecutar desde hace mucho tiempo», indica el concejal de Urbanismo, Antonio Meseguer.

Sobre la mesa de sudespacho se acumulan todos los proyectos que se han elaborado desde que el PP cogió la mayoría absoluta «porque lo primero que había que hacer es fijar las prioridades que se necesitan y casi todas vienen a responder a las demandas de los vecinos», precisa el edil, quien añade que en parte se debe al trabajo que hizo el gobierno de Charo Bañuls por mantener un equilibrio en las cuentas «sin el cual ahora no podríamos aportar la parte del dinero que corresponde al Ayuntamiento» ya que muchas de las inversiones provienen de planes de la Diputación Provincial e incluso de la Generalitat, que financian de forma íntegra o parcial las obras.

Antes de detallar las que se abordarán desde antes de final de año el edil pidió paciencia a los bigastrenses «pero son más que necesarias». Entre las prioridades están el arreglo de caminos rurales como el del Pantano de La Pedrera que se llevará casi 30.000 euros pero también de forma inminente puesto que está en licitación se adecuará un local municipal ubicado en el Parque Tercer Centenario para que la asociación de discapacitados Adis ofrezca a menores del municipio servicios de atención temprana lo que conlleva otros 60.000.

Las obras del asfaltado de diversos viales «una reclamación constante de los vecinos», asegura el responsable municipal, suponen otros 120.522 euros a cargo de las obras financieramente sostenibles de la Diputación con un 20% de aportación municipal y su comienzo se estima para este noviembre y con un plazo de ejecución de un mes. En el paquete de obras también se han metido otras que tienen que ver con infraestructuras hídricas como es la mejora del abastecimiento de los depósitos de la parte alta de la localidad desde las instalaciones de la Mancomunidad de Canales del Taibilla (70.718 euros) o la renovación de la red de agua potable y acometidas en la calle Velázquez y adyacentes por poco más de 32.000 que también está en proceso de licitación. A este hay que sumar los 200.000 euros de los trabajos de mejora en el tramo urbano de la Acequia Alquibla que cruza la localidad.

La adecuación de instalaciones o edificios municipales a los parámetros de eficiencia energética también se contempla puesto que la sede consistorial, las dependencias de la Policía Local, el auditorio y el centro social contarán con placas fotovoltaicas en un proyecto que supone otros 150.000 y en los que se incluyen la adquisición de vehículos, dos eléctricos y uno híbrido, para la Policía y las brigadas municipales «pero las placas permitirán un ahorro anual de siete mil euros en la factura eléctrica del municipio», detalla el concejal. Este añade a este plan otro para la mejora de iluminación con luces LED de diversos viales como los del sector D9 y el polígono, además de la climatización de los mismos inmuebles por idéntico valor.

Dinero para zonas verdes

Otro epígrafe son las actuaciones que tendrán lugar a partir de primeros del año que viene en espacios verdes y que en esta ocasión se ejecutan con ayuda de la Generalitat. Este es el caso de la zona recreativa de La Pedrera que verá una inversión de sesenta mil euros que ya están concedidos para poner en valor un espacio que ha caído presa del abandono y ha sufrido el azote de los vándalos. El dinero se empleará en mejorar todo el mobiliario de madera ubicado bajo las pérgolas con la sustitución de los bancos además de acometer obras de mejora en la zona de barbacoas. Asimismo el módulo de aseos que también ha sido presa de destrozos en su interior entra dentro de la reforma que comenzará a materializarse a partir de enero. «Es una zona que desde que llegamos al gobierno pretendíamos mejorar y con ese dinero se le devolverá la importancia que siempre ha tenido como zona de esparcimiento no solo de los vecinos sino también de los de otras localidades cercanas», precisó el concejal de Urbanismo.

Con ayuda de la administración autonómica a través de la Conselleria de Infraestructuras también se adecuarán tres espacios verdes con cuantías que oscilan entre los 103.000 y los 187.000 euros para cada una de ellas. De esas inversiones se beneficiarán el Parque Lo Chusco ubicado cerca de los depósitos de agua de la zona alta del municipio y también las escalinatas y zonas verdes cercanas al antiguo Colegio San José de Calasanz, ahora sede de la Policía Local. El tercero será un espacio situado en el polígono industrial Apatel.