Las Provincias

Una zona deportiva que se resiste

Una mujer pasea junto a la zona deportiva de Los Palmerales, con las piscinas tapadas con tierra, a la izquierda, y las pistas cubiertas, al fondo.
Una mujer pasea junto a la zona deportiva de Los Palmerales, con las piscinas tapadas con tierra, a la izquierda, y las pistas cubiertas, al fondo. / Matías Segarra
  • El tripartito confía en comenzar a primeros de año la reconstrucción de las instalaciones de Los Palmerales

  • Los vecinos del barrio recuperarán las pistas y las piscinas en el mismo emplazamiento después de permanecer cinco años clausuradas

Los vecinos de Los Palmerales llevan más de cinco años luchando para conseguir de nuevo un polideportivo en su barrio, y por unas piscinas que en 2011 cerró sus puertas y se les privó de un servicio que otras zonas de la ciudad poseen. Desde la asociación de vecinos se han presentado diversos escritos y formulado varias preguntas en los plenos del Ayuntamiento para ser escuchados y que por fin los residentes de la barriada disfruten del baño en verano y de las actividades deportiva as.

Oficialmente, la causa del cierre de las piscinas municipales de Los Palmerales en 2011 fueron los actos vandálicos ocasionados en el recinto y que el Gobierno popular de aquel entonces decidió no reparar y terminar con el acceso a las instalaciones. Daniel Rubio, el concejal de Deportes en esa época, explicó que «el polideportivo de Los Palmerales está en una situación lamentable y haría falta una gran inversión para arreglarlo. Nos encontramos sin partida presupuestaria para ello».

En la actualidad, el compromiso del tripartito es reabrir las piscinas y ofrecer el mayor servicio deportivo posible en la ubicación que resulte más beneficiosa para todas las partes. En el Pleno de septiembre se aprobó destinar a tal fin 250.000 euros obtenidos de la venta de un solar municipal. El concejal de Deportes, Jesús Pareja, señala que los destrozos «no son una cuestión exclusiva del barrio de Los Palmerales; desgraciadamente también hay actos vandálicos que tienen que ver con la seguridad en las instalaciones del Toscar, en las del Pla, en Carrús... y lo que no nos podemos plantear es cerrar por que sucedan este tipo de cosas».

Asimismo, añadió que «cuando uno abandona una cosa y no se preocupa de ella, por las costumbres que existen desgraciadamente, no aquí sino en España, acaban destrozándose. Las instalaciones de Los Palmerales, abandonadas por el Partido Popular a su suerte, propiciaron un mayor daño del que venía recibiendo».

La situación se complica por el desacuerdo entre los vecinos del barrio y el Ayuntamiento por la ubicación de la zona deportiva. En una reunión con la Conselleria de Obras Públicas y Ordenación del Territorio se pidió la cesión de una parcela que junto a la Ciudad de la Justicia «con vistas a construir allí, si se estimaba oportuno, las nuevas instalaciones deportivas». Desde el Consell contestaron que esa parcela «tiene edificabilidad residencial, con lo cual, si en un futuro se replantea hacer construcciones de protección oficial, no era la parcela más adecuada para la cesión», indica el concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez.

Como alternativa se planteó otro solar, a espaldas del complejo judicial, una parcela vallada que se utilizó como lugar de acopio donde estaban guardados los materiales durante las obras. «Cabría la oportunidad de hacer unas instalaciones deportivas allí, pero ahora ya depende de Deportes y del equipo de gobierno determinar si lo más oportuno es retomar las instalaciones que ya habían o utilizar ese solar», explica Sánchez.

El concejal de Deportes, por su parte, sostiene que «es más factible y menos costoso reconstruir las instalaciones en su actual emplazamiento». Ese opción, añade Pareja, permitirá contar con cuatro pistas de tenis, una de fútbol sala y dos piscinas que han venido albergando las instalaciones siempre, actualmente cubiertas de tierra. «Con lo cual habrá tres deportes que se pueden realizar: natación o baño, fútbol sala y tenis, a modo de escuela municipal y también acceso libre para quien quiera practicar».

Añade respecto al planteamiento de construir unas nuevas instalaciones en otro emplazamiento, que «no tendríamos presupuesto para hacerlo, y solo habría posibilidad, por el espacio, de hacer únicamente las piscinas». Por lo tanto, agrega Pareja, «estaríamos mermando de servicios deportivos a la población del barrio. Lo más completo es seguir ofreciendo lo que tenemos y ponerlas en condiciones, que cuesta menos».

Mantener el servicio

El presidente de la asociación de vecinos de Los Palmerales, Juan Vázquez, insiste en que «la propuesta de cambiar solo las piscinas enfrente de la Ciudad de la Justicia, era porque en ese lugar la Policía podría patrullar más fácilmente y dar la vuelta a toda la manzana». Pero lo importante, añade, « es que las tenemos, que esa infraestructura deportiva no se pierda».

Vázquez expuso que todos los barrios no son iguales ni las necesidades de los mismos, «por lo que se tienen que tratar algunos aspectos de forma diferente, y es mejor poner seguridad en Los Palmerales que recurrir a lo fácil: cerrar y ya está».

El presidente vecinal se refiere a los numerosos y reiterados problemas que se daban cada verano en las piscinas del barrio, a causa de algunos usuarios que no respetaban las normas y que incluso en ocasiones se enfrentaban al personal municipal y a los policías. Estos problemas de seguridad, unido a las roturas y al robo de elementos de las instalaciones, llevaron a la clausura del recinto.

El concejal de Deportes indica que «lo plantearemos para que dé el menor número de problemas posibles». De lo que se trata, añade, es de poner las instalaciones a disposición de la ciudadanía» y establecer un modelo que, desde el punto de vista de la gestión, «permita que funcione con normalidad, con seguridad, con la vigilancia y con el mantenimiento».

La idea del gobierno tripartito local es empezar a trabajar «de una forma seria y programada a principios de año para que antes del próximo verano esté en condiciones de abrirse a la ciudadanía». La brigada específica de Deportes, que realiza trabajos de albañilería y mantenimiento, están ahora en otras instalaciones y la programación que tienen es llegar allí, aproximadamente, en enero», concluyó Jesús Pareja.