Las Provincias

Comercio ocultará las vallas de las obras del acuario con paneles publicitarios

Proyección de cómo quedarán las vallas que ocultan los trabajos en el acuario de la Plaza Nueva.
Proyección de cómo quedarán las vallas que ocultan los trabajos en el acuario de la Plaza Nueva. / R. A.
  • Reflejarán las fachadas de los establecimientos tapados por los trabajos en la Plaza Nueva para evitar que pierdan visibilidad y ventas

La Concejalía de Comercio, Mercados y Consumo, que dirige el alcalde de Alicante Gabriel Echávarri, ha encargado la decoración de las vallas de la obra del acuario de la Plaza Nueva para evitar que esta emblemática zona de la ciudad pierda atractivo durante los dos meses en los que se desarrollarán los trabajos de la nueva instalación.

En lugar del gris de estos obstáculos, Comercio utilizará imágenes de los establecimientos que han quedado en la parte de atrás (una tienda de moda, un bar, una carnicería y una pastelería) y, por lo tanto, verán reducida su visibilidad comercial durante el desarrollo de las obras. El asesor de Comercio, Pedro de Gea, visitó a los comerciantes de la plaza para explicarles de primera mano la actuación y solicitarles su autorización junto con por el presidente de la asociación de comerciantes Corazón de Alicante, Vicente Armengol.

Los comerciantes afectados aprovecharon para trasladarle, entre otras cosas, la necesidad de impulsar diversas actividades para reactivar la zona, algo que se conseguirá a través de las próximas campañas de dinamización y promoción comercial que organizará el área de Comercio, según fuentes municipales.

Lista en Navidad

Pedro de Gea, ante la preocupación de los comerciantes por los plazos de las obras y su cercanía con las fechas navideñas, les trasladó que, tanto desde el área de Infraestructuras que dirige la edil Gloria Vara como desde el área de Comercio, han habilitado un plan de seguimiento de los trabajos para el estricto cumplimiento de los plazos. Además, se «minimizarán los efectos de las mismas durante la realización y puesta en marcha del acuario» con medidas como la decoración de las vallas.

Los comerciantes reiteraron la importancia que para ellos tiene la puesta en marcha definitiva de esta actuación y esperan que el atractivo de la misma amplíe el número de visitas y revitalice la zona.

El acuario de la Plaza Nueva se cerró en agosto de 2015 al estropearse los sistemas de refrigeración y provocar la muerte de todos los peces que albergaba. Tras un año de debate sobre la utilidad de la instalación entre los comerciantes y asociaciones animalistas, el Ayuntamiento sacó a licitación un nuevo proyecto el pasado verano, cuyas obras empezaron hace unas semanas.