Las Provincias

Alberto Monarri gana el Rallye Mediterráneo La Nucía con suspense

El Mitsubishi Lancer de Monarri, ayer, en La Nucía.
El Mitsubishi Lancer de Monarri, ayer, en La Nucía. / C. M. A.
  • El piloto alicantino Miguel Fuster abandona antes del tramo final por problemas en el motor de su Ford Fiesta

Alberto Monarri y Rodrigo San Juan, a los mandos de un Mitsubishi Lancer Evo X, se proclamaron ayer ganadores del 22º Rallye Mediterráneo-La Nucía ' Trofeo Costa Blanca', penúltima prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto (CERA) 2016 en un final marcado por el suspense.

El piloto madrileño se impuso en el último tramo a su compañero de escudería Cristian García, vigente campeón de España, quien sufrió un accidente que le dejó sin opciones de victoria cuando lideraba de forma destacada la prueba.

La competición se disputó en una única etapa con un recorrido de cuatro tramos: Sella-Relleu, Relleu-Orxeta, Confrides-Gorga y Benilloba-Relleu. Cada uno de los tramos se recorrió en dos ocasiones, para una distancia total de 440 kilómetros, de los que 178 fueron cronometrados.

La prueba gozó de una primera fase en la que se barajaron distintas alternativas para la victoria, siendo cuatro los pilotos que marcaron un Scratch en los primeros cuatro tramos. A partir de ahí, el flamante campeón de España (el campeonato ya quedó decidido en el Rally previo a la cita alicantina), puso tierra de por medio y pareció asegurar la vitoria al anotarse cinco de los ocho tramos

Los 31,3 kilómetros finales del tramo Benilloba-Relleu fueron decisivos en el desenlace del rally. El líder se paró en mitad del tramo y no pudo continuar. La posición en que quedó el coche, invadiendo parte de la calzada obligó a la neutralización, a partir del vehículo 35. Monarri fue el más rápido en este tramo y logró sentenciar el Rallye.

Sergio Vallejo (Citroën DS3), a 1'512 y Pedro Burgo (Porsche 977 GT3), a 3'42», han completado el podio de una prueba que ha tenido como fue sede La Nucía y que también era puntuable para el Campeonato de rallys de la Comunidad Valenciana.

Durante la prueba, que se disputó durante una gran parte bajo la lluvia, se produjo el abandono de Miguel Fuster, piloto de Benidorm cinco veces campeón de España, como consecuencia de problemas mecánicos en su Ford Fiesta R5, y de Nils Solans, que llegó a liderar la carrera, con su Peugeot 208. El exfutbolista Santiago Cañizares, que conducía un Suzuki Swift S1600 en categoría 2, no pudo tomar la salida en el último tramo debido a problemas en el motor de su coche.