Las Provincias

La sociedad empresarial premia las mejores iniciativas del último lustro

La responsable del Grupo Lysmon, una de las empresas premiadas en la gala de Asemvega.
La responsable del Grupo Lysmon, una de las empresas premiadas en la gala de Asemvega. / A. Aragón
  • La asociación Asemvega reúne a representantes políticos y del sector privado para unir fuerzas de cara al futuro en la gala de sus premios anuales

El premio al mejor empresario de la comarca correspondió a un promotor inmobiliario, pero la idea es mirar al futuro y ver más opciones de negocio aparte del ladrillo. La Asociación de Empresarios de la Vega Baja (Asemvega) citó ayer a la sociedad política y empresarial para recuperar el espíritu de 'lobby' con la mente puesta en nuevas infraestructuras que hagan del sur de Alicante un espacio más atractivo para invertir.

Políticos y empresarios comparecieron para analizar los últimos años de la economía en la Vega Baja. Estuvo presente el diputado nacional del PP, Joaquín Albaladejo, así como otros alcaldes del PSOE que apoyaron el acto. Por el contrario solo los ediles socialistas del tripartito callosino acudieron a la gala que se celebró en la casa de cultura de la localidad, lo que denotó la diferencia de criterios entre el grupo mayoritario y Somos e Izquierda Unida.

La agrupación de empresarios ha crecido de forma exponencial después de haber sobrepasado el bache de la crisis. Solo hace tres años se quedó con una treintena de asociados pero con esfuerzo supera el centenar de miembros en la actualidad. No es una cifra para estar contentos pero el objetivo es que «tengamos cada vez más pequeños, medianos y grandes empresarios», destacó el presidente, Joaquín Torres. En este colectivo no se prima el volumen de negocio sino que se aboga por conseguir más fuerza para seguir liderando el asociacionismo empresarial en la comarca. Entre los objetivos de Asemvega para el futuro, además de conseguir la ansiada Zona de Actividades Logísticas (ZAL), se pretende la eliminación de los peajes de la AP-37 o la reclamación de un ferrocarril que recupere el tramo San Isidro-Torrevieja. Para fomentar la relación entre el interior y el litoral «parece una vieja reivindicación pero necesitamos que la CV-95 sea una autovía», señaló el máximo responsable de la asociación.

La gala de premiados se desarrolló en la población más industrializada de la comarca tanto por el sector de redes como en el del calzado o muebles. El galardón al mejor gestor de empresas recayó sobre el Grupo Lysmon, que se dedica al ámbito educativo, en concreto a la gestión de escuelas infantiles. En el apartado de Nuevas Tecnologías Eckermann Laboratorium se alzó con el premio. En esta edición y después de cinco años se han presentado más de un centenar de propuestas. En el último lustro ha aparecido en la costa el Hotel Doña Montse Spa&Golf, que se llevó el premio al Mérito Turístico. Respecto a la mejor gestión medioambiental se premió al Grupo Agrotecnología. En esta ocasión se convocaron varias menciones de honor para las mejores entidades que se han creado recientemente como Mediterránea Asociación Gastronómica (Maga) y Agrupación Rural Sur de Alicante.

Como era normal se tuvo un guiño con la localidad anfitriona y se destacó la labor de una de las iniciativas privadas con más solera de la comarca como la Cooperativa Eléctrica Callosina que desde el primer cuarto del siglo pasado abastece de luz a los hogares callosinos, al igual que la de Albatera o Catral.