Las Provincias

El Síndico da la razón al Castrum CF para poder utilizar el polideportivo

  • El órgano del Consell insta al Consistorio a que permita que el equipo de fútbol disponga para sus partidos y entrenamientos de las instalaciones

El Síndico de Agravios de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha dirigido un escrito al Ayuntamiento de Catral para pedirle que adopte las medidas necesarias para que el Castrum Club de Fútbol pueda entrenar en las instalaciones deportivas municipales. El órgano independiente pide que se garantice la aplicación del «principio de igualdad y no discriminación de todos los vecinos» de la localidad a la hora de utilizar el polideportivo.

En su resolución el defensor del pueblo valenciano concluye que ante la queja presentada por los miembros de la entidad deportiva ceda el uso de las instalaciones. En este sentido los afectados manifestaron que su club está registrado en la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (Ffcv) y que habían solicitado en repetidas ocasiones sin éxito el uso del recinto para llevar a cabo los entrenamientos y disputar sus partidos oficiales.

Sobre este asunto, el Ayuntamiento de Catral informó al Síndico de Agravios que no disponen de canchas suficientes para atender la solicitud de los interesados, puesto que «las actuales se encuentran adscritas al otro club de fútbol de la localidad que viene haciendo uso de ellas desde hace más de treinta años».

El Síndico, por su parte, tras recordar la normativa vigente de aplicación en este asunto, razona que el acceso a las instalaciones deportivas municipales tiene que «atender a los principios de igualdad y no discriminación». El hecho de que con anterioridad hayan sido empleadas por el club decano, hasta el momento,«no puede ser considerado como un argumento suficiente para otorgarle un mejor derecho de uso frente a nuevos clubes y, con ello, concederle el uso en exclusiva de las mismas», expone en su resolución.

De esta forma, el Síndico se muestra partidario de arbitrar fórmulas que permitan la participación, en régimen de igualdad, de toda la ciudadanía en este ámbito y, con ello, el adecuado y racional acceso de los mismos a las instalaciones de carácter municipal. En tal caso pide que se administre los horarios para que ambas entidades deportivas puedan convivir de forma simultánea.