Las Provincias

El Pleno aprueba por unanimidad la bajada del IBI para el año que viene

Ediles del gobierno votan a favor de la bajada del IBI en el Pleno.
Ediles del gobierno votan a favor de la bajada del IBI en el Pleno. / A. T.
  • La oposición con sus votos logra dejar sobre la mesa una modificación de la ordenanza de casetas de venta y atracciones

La totalidad de los grupos municipales aprobaron ayer por unanimidad, en el Pleno extraordinario que se celebró a mediodía, la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto de Bienes Inmuebles que implica la reducción del IBI, con el fin de que pueda aplicarse a partir del 1 de enero del próximo año.

El acuerdo es el que se tomó en consideración en el último ordinario del pasado 27 de octubre, después del pacto al que llegaron tanto los cuatro grupos del gobierno municipal como los de la oposición de Sueña Torrevieja y Ciudadanos y al que en el momento de la votación también se sumó el Partido Popular. El punto pasó sin debate por el plenario y ratificó que el tipo impositivo se reduzca del 0,443% al 0,425% en 2017 y a partir del 2018, esta cifra bajaría hasta el 0,410%.

Curiosamente una cuestión que parecía que pasaría discretamente por la sesión como es la modificación técnica de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por puestos, barracas, casetas de venta, kioskos, espectáculos o atracciones en terrenos de uso público e industrias callejeras y ambulantes fue la que más debate generó en un Pleno que apenas llegó a la hora de duración.

El concejal de Hacienda, José Hurtado, explicó que dicha modificación se llevaba a cabo a petición de los propios técnicos municipales, de cara a cambiar las fechas de la emisión de los recibos para el cobro de la tasa. Hurtado señaló que los recibos se dividen en los dos semestres del año y en cada uno de ellos se hacen tres padrones diferentes correspondientes a los puestos del mercadillo de La Mata, otro para los del zoco de Torrevieja y el tercero para los puestos situados en el céntrico Paseo de La Libertad. La modificación estriba en el cambio de la fecha de emisión de los recibos que se realizaban en la última quincena del semestre anterior y ahora se propone que sea en el primer semestre del año en curso.

La cuestión transcurría con normalidad hasta que la portavoz del grupo Ciudadanos, Pilar Gómez Magán pidió que el punto se dejase sobre la mesa al tener constancia de una propuesta realizada desde la Asociación de Feriantes que se instalan desde hace varias décadas en el recinto del relleno del puerto. Magán pidió tiempo con el fin de poder estudiar con detenimiento la iniciativa y aprovechar la modificación de la ordenanza.

En un sentido similar se expresó el portavoz del grupo Popular, Eduardo Dolón, quien abogó «porque se recojan todas las solicitudes que se han recibido» y argumentó que se trata de un expediente «que apenas lleva dos semanas de recorrido desde que se inició». El popular también quiso hacer constancia de la ausencia de tres ediles del Pleno, dos de ellos del PP, Luis María Pizana e Hita Riera, indicando que habían comunicado por registro su ausencia en esta sesión. También faltó el edil de Sueña Torrevieja, Alejandro Blanco.

Por su parte el edil de Hacienda quiso disipar cualquier coincidencia del paso de este punto por el Pleno con respecto a la ausencia de los ediles y señaló que «se trata de tener en cuenta la celeridad de los tiempos con el fin de que haya margen para aplicar la modificación en 2017». El portavoz de Sueña, Pablo Samper, también se mostró favorable a que el punto quedase sobre la mesa, mientras que el edil de Izquierda Unida, Víctor Ferrández, resaltó que se trataba «de una modificación estrictamente técnica y sería un absurdo que no se aprobase», considerándolo como «un error garrafal». Finalmente y antes de entrar en la aprobación los votos del PP y C's, junto con la abstención de Sueña Torrevieja, lograron que quedase en suspenso, a pesar de votar en contra los diez concejales del gobierno municipal. Como anécdota señalar que hubo cierta confusión en el recuento de los votos por la ausencia de ediles.