Las Provincias

El refuerzo policial multiplica por diez las sanciones por conductas incívicas

  • Los vecinos consideran que aún queda mucho por hacer para devolver la calma al Casco Antiguo

El concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Marcos, se reunió ayer con vecinos del Casco Antiguo para hacer seguimiento de los resultados del refuerzo policial que se puso en marcha en septiembre para controlar los actos incívicos durante los fines de semana.

El edil explicó que desde que se habilitó este refuerzo, se ha multiplicado por diez el número de sanciones interpuestas, y confió en que la mayor presencia policial y presión sancionadora «tendrá un efecto preventivo de estas conductas».

Marcos puso como ejemplo que en un solo mes se han interpuesto 97 sanciones por miccionar en la vía pública, 57 por la ingesta de alcohol en la calle y 7 por incumplimientos de la ordenanza de limpieza.

Los vecinos reconocieron el efecto que está teniendo la mayor presencia policial, pero consideraron que aún queda mucho por hacer para devolver la calma al barrio.

Insisten en que el Casco Antiguo está «desbordado» y «descontrolado» y creen que hacen falta más medidas, como las que se anunciaron desde la llamada mesa de veladores organizada a finales de 2015 y que no se llegaron a poner en práctica.

Marcos se comprometió a mantener el dispositivo de Policía Local y a trasladar el problema a la Junta Local de Seguridad para intentar organizar uno conjunto con la Policía Nacional. Y es que, desde el punto de vista municipal, «estamos empleando todos los recursos que tenemos», asegura.