Las Provincias

Patricia Macià y Héctor Díez, esta mañana.
Patricia Macià y Héctor Díez, esta mañana. / R. E.

Elche exige la Oficina de Tráfico

  • Hace meses se anunció que la apertura era inminente a falta de cuestiones de mobiliario y pequeños detalles

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Elche ha exigido de nuevo la puesta en marcha de la Oficina de Tráfico en la ciudad, después de que ya hace meses se anunciara que la apertura era inminente a falta de cuestiones de mobiliario y pequeños detalles.

El concejal de Tráfico, Héctor Díez, ha señalado que tras la formación del nuevo Gobierno en España se dará un tiempo para el nombramiento de los nuevos directores generales y responsables, pero posteriormente se solicitarán una serie de iniciativas a los diferentes ministerios y entre ellas la apertura de esta oficina.

Díez ha dejado claro, a preguntas de los periodistas, que se trata de una cuestión de "voluntad política" ya que no hay que llevar a cabo nuevas contrataciones, al tratarse de traslados desde otras oficinas.

La Dirección General de Tráfico adquirió en 2006 el edificio junto a la carretera de Crevillente para la construcción de esta oficina y, tras múltiples retrasos, las obras finalizaron en 2011.

En septiembre de 2015, según recordó hace unos meses la portavoz de la Junta de Gobierno Local, Patricia Maciá, se comunicó desde la DGT provincial la falta de licitación del mobiliario, con la intención de abrir la sede en la ciudad a principios de año, algo que todavía no se ha producido.

El pasado mayo, el pleno municipal ilicitano aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos, solicitar con carácter de "urgencia" al Ministerio de Interior las gestiones necesarias para la puesta en funcionamiento de la Oficina de Tráfico en esta ciudad.

Una moción del grupo socialista en la que se consideraba que la "continua postergación" de la apertura de esta oficina local es "inadmisible", por lo que el Gobierno debe "asumir su responsabilidad" y dar instrucciones para que la DGT "acometa de forma urgente las acciones necesarias para su funcionamiento".

De esta forma, manifestaba que se trata de un servicio fundamental para la ciudad con el que atender "por fin la demanda de que los trámites relacionados con permisos de circulación y tráfico se gestionen directamente en Elche".

Según indicó en su día la DGT, la puesta en marcha de la sede en Elche de Tráfico descongestionará el volumen de trabajo de la oficina provincial en un 40 por ciento, al dar cobertura a poblaciones de la Vega Baja y Baix Vinalopó y localidades como Elda, Petrer, Monforte, Novelda o Villena, que representan aproximadamente un 47 por ciento de la población de la provincia.