Las Provincias

Echávarri saludando al líder de la opsición, Luis Barcala.
Echávarri saludando al líder de la opsición, Luis Barcala. / A.D

Echávarri, sobre los presupuestos, acusa a Barcala de «no tener palabra»

  • El alcalde ha considerado que "darle la mano no es garantía de nada" y que el gobierno local no puede "pactar nada serio de la ciudad con gente que no es de fiar"

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha vuelto hoy a justificar su decisión de no consensuar los presupuestos municipales para 2017 con el PP de la ciudad en que el portavoz del grupo popular, Luis Barcala "no tiene palabra" y en que la "gente" del PP "no" es "de fiar".

En declaraciones a los periodistas, tras participar en el Día de la Banderita de Cruz Roja, Echávarri ha incidido en que Barcala le ha "engañado varias veces" y ha sentenciado: "Una persona en la vida vale lo que vale su palabra, y en política mucho más".

Ante las acusaciones del PP de que, con su decisión de no consensuar los presupuestos municipales con los populares, Echávarri se está olvidando de "la mayoría de los alicantinos", el regidor ha ha respondido que "no son la mayoría", pero que, en cualquier caso, cuando se es alcalde o representante de la corporación municipal se representa a toda la ciudadanía, te hayan votado o no.

"El señor Barcala ha habido ya varias ocasiones en que me ha dicho que sí y luego que no; me ha mentido, engañado y yo también represento a muchísimos alicantinos", ha manifestado Echávarri.

Por ello, el alcalde socialista ha considerado que "darle la mano no es garantía de nada" y que el gobierno local (PSPV-PSOE, Guanyar Alacant y Compromís) no puede "pactar nada serio de la ciudad con gente que no es de fiar, por desgracia".

Preguntado sobre en qué asuntos ha sido engañado, Echávarri ha concretado que con su propuesta de la libertad horaria comercial, donde, según sus palabras, Barcala le dio "la mano en público y en privado", pero tras varias apariciones en prensa terminó votando que no "por el mero hecho de desgastar al alcalde".

Incluso ha ido más allá y ha aseverado que el PP de la Comunitat "no pinta un pimiento en Madrid" y "no los quieren ni ver", porque ni los de su propio partido "se fían de ellos".

"Tienen un problema serio en el PP; el problema no lo tengo yo, lo tienen ellos", ha sentenciado Echávarri.

Por otra parte, y preguntado sobre el contencioso-administrativo que la asociación de publicistas ha presentado contra el ayuntamiento por el retraso en sacar a licitación el contrato de las marquesinas, Echávarri ha contestado que "lo que era absolutamente inaudito es que un gobierno dejara vencer contratos", en referencia al anterior ejecutivo local del PP.

A pesar de esta afirmación, ha reconocido que se ha producido un retraso mayor del que esperaban, pero que ha sido consecuencia de "analizar la situación y ver las mejores opciones para la ciudad".

En cualquier caso, el alcalde ha informado de que este servicio ya se encuentra en contratación a la espera de salir a concurso público.