Las Provincias

Tensión en el tripartito al tener que reducir 40 millones el presupuesto de las concejalías

La concejal de Hacienda, Sofía Morales, en primer término, en el Pleno de presupuestos de este año.
La concejal de Hacienda, Sofía Morales, en primer término, en el Pleno de presupuestos de este año. / David Sabater
  • Las distintas áreas han elaborado unas cuentas muy por encima del límite que afronta el Ayuntamiento para 2017 y deberán ajustarlas antes de diciembre

No le va a resultar fácil al tripartito elaborar las cuentas municipales para 2017. La Concejalía de Hacienda ha recibido los borradores de presupuesto de todas las áreas, y superan en más de 40 millones de euros el límite de gasto para el año próximo, que es de 253 millones de euros, según informó el alcalde, Gabriel Echávarri.

Ayer se celebró la primera reunión de coordinación, a la que asistieron todos los concejales, y es evidente la tensión entre los intereses de los diferentes grupos, aunque todos se esforzaron por dar imagen de cordialidad y pudieron mantenerla porque no se entró al fondo de qué proyectos se van a dejar y cuáles se eliminarán.

Hay que recordar que a la hora de elaborar el presupuesto 2016 ya hubo mucha tensión entre los diferentes grupos, y eso que en aquella ocasión el excedente de lo que se había pedido era de 19 millones, menos de la mitad del actual.

Todos estuvieron de acuerdo en la necesidad de priorizar el gasto social, pero no concentrado en la concejalía que dirige Julia Angulo, sino de forma «transversal» con otras áreas. A partir de ahí, cada uno vela por lo suyo y los suyos, es decir, su área y las de su grupo.

El mayor problema se encuentra en el apartado de inversiones. El límite son 10 millones y se han pedido entre 30 y 40. Solo Urbanismo ya pidió más del tope, 11, mientras que Seguridad y Movilidad plantearon 7,5; Medio Ambiente, 6,5; e Infraestructuras y Cementerio 3,5.

Hacienda invitó a cada concejalía a que «priorice» sobre todo en el capítulo de inversiones y separe aquellas que crea que se puedan dejar para más adelante, cuando se tenga el remanente 2016, como inversiones sostenibles.

Cada área reelaborará sus presupuestos bajo esta premisa y los volverán a entregar a Hacienda, que tendrá después reuniones con cada concejalía por separado, para terminar de cuadrar las cuentas.

Desde el PSOE, el alcalde, Gabriel Echávarri, consideró «prioritario» que se invierta en Turismo, el área que dirige su compañera Eva Montesinos. «Debe haber una apuesta decidida porque se está creando empleo a corto plazo». Echávarri señaló que en buena medida el equipo de gobierno está «maniatado» en la elaboración de los presupuestos, que están lastrados por las grandes contratas y por el capítulo de personal.

En Guanyar abogaron por unos presupuestos más transversales, no tan estancados por concejalías y posibilitar los grandes proyectos pendientes, como el desarrollo del Plan General Estructural dotando de fondos a la oficina creada específicamente con tal fin. También consideran prioritario que se dote de presupuesto suficiente a las concejalías de nueva creación, como Protección Animal.

Compromís coincidió en esta reivindicación para las concejalías nuevas que le competen, Memoria Histórica e Igualdad. El portavoz, Natxo Bellido, hizo especial hincapié en garantizar los fondos para grandes proyectos como el DUSI Las Cigarreras, para el que se han cerrado 2,9 millones de euros. En la misma situación está el plan Alicante se Mueve, de la Concejalía de Movilidad (PSOE), que recibirá 588.000 euros.

También abogó por incrementar la partida de Empleo, como ya se hizo en 2016. Por el momento, en lo que todos se han puesto de acuerdo es en incrementar de 500.000 a 600.000 euros la partida de presupuestos participativos. Cada distrito contará con 25.000 euros más para gastar en lo que considere.

Echávarri confió en que los presupuestos se puedan llevar a Pleno para su aprobación provisional en diciembre. No quiere comenzar el año con cuentas prorrogadas, aunque lo más probable es que tenga que hacerlo.