Las Provincias

El objetivo: acercarse al residuo cero y reducir los malos olores en Fontcalent

  • A las ventajas ecológicas se suma el incremento de la vida útil de la planta de tratamiento y la eliminación de molestias para los vecinos

Los pasos que está dando la Concejalía de Medio Ambiente para fomentar la recogida selectiva de residuos persiguen varios objetivos. El más evidente es el medioambiental, que es acercarse en lo posible al residuo cero, es decir, al reaprovechamiento máximo.

Es un ideal, porque siempre habrá un porcentaje de residuos no reutilizables, pero el Ayuntamiento se ha propuesto acercarse lo más posible a él.

Este objetivo lleva aparejados otros, como la reducción de los olores y molestias que genera la planta de tratamiento de residuos de Fontcalent. Y es que, cuantos menos residuos, sobre todo los orgánicos, acaben en los vasos de la planta, menor será el olor que generen y también los problemas derivados, como los lixiviados.

Además, se alargaría la vida útil de la planta de tratamiento, dado que se reduciría el volumen de residuos que llegarían cada día a Fontcalent.

Hasta el momento, según el concejal de Medio Ambiente, se han hecho muchos avances en la planta en cuanto al tratamiento separado y el reciclaje de los plásticos y cartones.

Actualmente se trata el 100% de a basura que llega a la planta. Antes, en situaciones de desbordamiento, muchas veces se enterraban todos los residuos directamente sin clasificar, como denunciaban los vecinos.

Hay un porcentaje de la materia orgánica que ya se trata por separado, aunque todavía es pequeño y en su mayoría procedente de los restos de poda. Las plantas de compostaje evitarán que estos residuos lleguen a la planta, porque se les dará un uso alternativo en huertos y zonas verdes.