Las Provincias

fotogalería

El escolta del Lucentum Álvaro Lobo dribla a Aaron Redpath , ayer, en el pabellón Pedro Ferrándiz. / Joaquín Pascual Reina

El Lucentum se desquita

  • Olvida la derrota de hace 15 días en el CT frente a Xuven con una exhibición ante Zamora

El pabellón Pedro Ferrándiz aguardaba impaciente el regreso de su equipo tras la derrota de hace dos semanas ante Xuven Cambados. No fue ése el mejor partido de los alicantinos así que ayer solo entraba en la mente de los aficionados el triunfo. El camino para ser líder y ascender de manera directa pasa por hacerse fuerte en el coliseo lucentino, y ayer el equipo de Zapata volvió a mostrar que el tropiezo ante los gallegos queda en el olvido.

El HLA Lucentum venció de manera aplastante al colista de la categoría, el Aquimisa Laboratorios Quesos Zamorano. El conjunto de Miguel Ángel Zapata, que contaba por primera vez con todos sus jugadores disponibles tras la vuelta de Álvaro Lobo y Jon Ander Aramburu, se mostró contundente y eficaz desde el primer cuarto. Zapata inició el partido con Rejón, Martín, Ferguson, Marzo y Méndez. El equipo alicantino hizo gala de su mejor aportación interior en la primera mitad con buenas acciones de Ferguson y Carles Marzo.

Aquimisa Zamora, por su parte, se limitó a mover muy rápido el balón y a atacar al Lucentum al contragolpe. El equipo de Sauro Hernández solo intimidó a los alicantinos al comienzo del primer cuarto, con una canasta de Niang y un triple de Hansen. Fue la única superioridad que tuvieron en el marcador los zamoranos. Tras ello, el Lucentum puso a funcionar la maquinaria en ataque a la vez que la defensa se mostró más solida.

Zapata inició las rotaciones y dio entrada a Balogun y Aramburu, que anotaron en su primera intervención del partido. El norteamericano acertó desde la línea de 6,75 y Jon Ander Aramburu, que regresó al equipo tras no poder jugar ante Agustinos de León por un problema físico en el dedo, machacó el aro para poner 9 puntos por arriba al Lucentum. El técnico de Aquimisa Zamora tuvo que pedir el primer tiempo muerto del partido para tratar de frenar el coloso alicantino. El conjunto visitante, voluntarioso en todo momento aunque varios puntos por debajo del Lucentum en cuanto a calidad, reaccionó a la primera pausa del partido con un triple de Niang. Pero la reacción se quedó en eso, y es que en la siguiente acción el serbio Nikolic respondió con otro triple. El equipo de Zapata se encontraba muy cómodo sobre la pista del Pedro Ferrándiz y más todavía con la entrada de Álvaro Lobo, que volvía a jugar tras dos semanas sin hacerlo por culpa de unas molestias en el isquio. Zamora comenzó a mostrar debilidad defensiva y el Lucentum lo aprovechó para acabar el cuarto 9 arriba. (24-15).

Los alicantinos arrancaron el segundo cuarto como acabaron el primero, con mucha fortaleza en defensa y arrasando con el juego exterior. Lobo, con dos triples, Marzo y Balogun hicieron estragos a la frágil defensa zamorana. A ello se le sumó la constancia que tuvo el conjunto de Zapata en ataque para seguir abriendo brecha en el marcador. Dos tiros libres de Álvaro Martín llevaron el partido al descanso. (47-22). Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano solo fue capaz de anotar 7 puntos en este cuarto.

La abultada diferencia en el marcador al descanso no desanimó a los visitantes, que no le perdieron la cara al partido. Los de Saulo Hernández aumentaron la intensidad defensiva, fruto de varias modificaciones que introdujo el técnico en pista y tuvieron un altísimo acierto en el juego exterior. Antes, el Lucentum llegó a su máximo nivel en el partido estableciendo la máxima ventaja del encuentro, 30 puntos. Tres canastas consecutivas de Rejón sobre la pintura, una de Aramburu y un triple de Balogun llevaron al entrenador de Aquimisa Zamora a pedir un nuevo tiempo muerto. Su equipo, que parecía fuera del partido, fue capaz de no venirse abajo y seguir luchando. Su juego exterior, con dos triples de Niang y uno de Hansen, hizo que redujeran la distancia de 30 puntos hasta los 21. (65-44)

El Lucentum, gracias a la amplia superioridad y ventaja que tenía en el partido, bajó el pistón en el último cuarto para contener el ritmo de juego y dar pausa al partido. El conjunto zamorano lo siguió intentando pero el partido hacía tiempo que ya tenía un dueño. Jeffrey Solarín, uno de los hombres más importantes del equipo visitante, estuvo muy bien defendido por la defensa alicantina, algo que Miguel Ángel Zapata pidió a sus jugadores en la previa del partido. El pívot, aprovechó la relajación del Lucentum en el último cuarto para anotar tres canastas consecutivas. Marzo y Balogun mantuvieron al equipo a flote en el tramo final del partido. El técnico del conjunto alicantino dio más minutos al joven Guillem Arcos e hizo debutar a Thiep Gatluak, que además sumó sus dos primeros puntos de la temporada con un tiro que pegó en el tablero y acabó entrando.

El HLA Lucentum consigue la cuarta victoria de la temporada, la segunda en el Pedro Ferrándiz, y se enfrentará la próxima semana a un rival complicado y a domicilio. Los de Zapata visitarán Sevilla para enfrentarse a Aceitunas Fragata Morón, el sábado 5 de noviembre a las 18.00 horas. Los sevillanos cuentan con el mismo bagaje de victorias que Lucentum, cuatro triunfos y una derrota, la cosechada precisamente ante el mismo rival que ganó a Lucentum, Xuven Cambados.