Las Provincias

Muertos vivientes

El lunes pasado comenzó una nueva temporada de la famosa serie televisiva de los caminantes ávidos de carne humana. Y mientras otras series de reconocido prestigio como «Juego de tronos» buscaban el sur de España, parece que los productores de los caminantes se han fijado en nuestro Ayuntamiento para promocionar este nuevo y macabro estreno

Debe ser ésa al razón por la que la palabra 'zombie' volvió a sobrevolar el Consistorio alicantino. Como no podía ser de otra manera, semejante vocablo volvió a salir del que se ha convertido en el personaje más histriónico del mandato en el que nos encontramos. No veo al señor pavón como «El Gobernador» o como Negan con el bate de béisbol en mano. Ni mucho menos como Rick. Pero el protagonismo en este sainete televisivo en el que se ha transformado el tripartito se lo lleva de calle. Cueste lo que cueste y por encima de quien haga falta.

Repetitivo en los Plenos, eso sí. Porque de Sonia a Nerea sigue anclado en ala temática zombie desde hace ya dos años. Sus argumentos para rebatir a sus contrarios políticos continúan en el mundo de los muertos vivientes.

La verdad es que entre exabruptos, actitudes dictatoriales, decisiones fuera de lugar y otras incomprensibles en contra de la economía alicantina bien podrían servir de argumento para rodar alguna serie de postín dentro de las paredes de el edificio consistorial. Aunque más bien se parecería a aquella hilarante comedia de Benny Hill o rememoraría el mítico camarote de los hermanos Marx. Pero ¿quién sería Harpo, el mudo?

Temas