Las Provincias

La misericordia en la calle

Este fin de semana se va a hacer realidad un hecho, que ya rondaba en la cabeza de los cofrades de las diversas Cofradías, Mayordomías y Hermandades de nuestra Semana Santa: un encuentro de los diferentes Crucificados que salen en procesión durante la Semana Grande Y este sábado se va a realizar: el Encuentro de Imágenes de Cristo Crucificado de la Semana Santa de Orihuela. Motivo: El Año Jubilar de la Misericordia. Nos dice el Papa Francisco que al «pie de la cruz, María junto con Juan, es testigo de las palabras de perdón que salen de la boca de Jesús. María, atestigua que la misericordia del Hijo de Dios no conoce límites y alcanza a todos sin excluir a nadie».

En 1973. Manuel Dayas Cortés, escribió una oración que muchos ya conocéis, pero a lo mejor la tenéis olvidada, y la escribió de esta manera:

«Antes de que te enfades/ alza tu vista a la Cruz /varios siglos llevo inmóvil / como me dejaste tú ./ Fui azotado y escupido / de espinas fui coronado / jamás me enfadé contigo /siempre te he perdonado. / Mis manos fueron atadas / y como cetro un bambú / me expusieron a la gente / ¿es que no te acuerdas tú? / Tres veces en el camino / caí bajo de la Cruz / una vez fui ayudado / ¿verdad que no fuiste tú? / Fui clavado en el madero /de mis ropas despojado /mi vergüenza fue muy grande /pero ya lo he olvidado / Mira mis pies y mis manos / desgarrados en la Cruz / traspasados por los clavos / los cuales hiciste tú / Todo esto yo he pasado/ y estoy pasando en la Cruz / por todo ello no me enfado / y por menos... ¿te enfadas tú?» Manolo titula esta oración con el pronombre personal 'Tú'.

Cuando los Crucificados pasen por delante de nosotros tenemos la oportunidad de expresar los sentimientos de gozo y alegría al sentirnos perdonados y además Jesús te dice que tus pecados están olvidados. Suele tener poca memoria cuando se trata de sus hijos.