Las Provincias

Centenares de personas piden en la calle la continuidad de las escuelas deportivas municipales

Participantes en la protesta, a la puerta del Ayuntamiento.
Participantes en la protesta, a la puerta del Ayuntamiento. / Alberto Aragón
  • La protesta recorre parte del centro de la ciudad y cuenta con el apoyo de la Ampa del Amanecer de y las desaparecidas escuelas culturales

Detrás una gran pancarta con los colores de la bandera de Torrevieja y con el lema de la plataforma convocante, «Torrevieja unida por el deporte de calidad», centenares de personas participaron en la manifestación que recorrió parte del centro de la ciudad y se concentró a las puertas del Ayuntamiento para pedir la continuidad del sistema que ha funcionado hasta hace unos meses en la gestión de las escuelas deportivas municipales. La protesta se llevó a cabo al mismo tiempo que en la tercera planta del edificio consistorial se desarrollaba el Pleno del mes de octubre. Los pitidos y los lemas coreados por los asistentes a la manifestación llegaron hasta al salón de plenos, precedidos desde las seis de la tarde por la protesta que también convocó la Ampa del Colegio Público Amanecer para pedir, una vez más, que se mantenga la parcela de la zona conocida como Villa Amalia para la construcción del centro de obra definitivo que está pendiente de ejecutar la Conselleria de Educación.

Los miembros de la plataforma en defensa de las escuelas deportivas, que también contó con el apoyo de algunos profesores y alumnos de las desaparecidas escuelas culturales municipales, dieron lectura a un comunicado en el que recordaron que «no podemos confiar en un gobierno que nos ha mentido», recordando de esta forma el principio de acuerdo que se alcanzó para que se prorrogase el funcionamiento de las prácticas deportivas a cargo de monitores municipales y también externos pertenecientes a una empresa de servicios. Un acuerdo que dijeron «ha traído consigo la salida del gobierno de los concejales de Sueña Torrevieja, entre ellos el exedil de Deportes Pablo Samper. En su lectura se dejó en evidencia el deseo de que la gestión de las escuelas «quede como estaba» y señalaron que «la solución no es devolver el dinero de la matrícula o irse a nadar a Guardamar, a Alicante o en seco», en referencia a la piscina municipal cubierta que en estos momentos no puede usarse a la espera de que se ejecute una reparación. También expresaron su rechazo a la posibilidad de que se saque a concurso privado la gestión de la Ciudad Deportiva Municipal, argumentando para ello que «se propiciaría un modelo discriminatorio entre disciplinas deportivas». Igualmente lanzaron un mensaje al gobierno municipal en el que hicieron hincapié en su negativa a la desaparición del deporte en los colegios, y exigieron que «no hagan más daño a un tejido social tan importante y sensible como son nuestros niños». A la finalización del pleno la concentración continuaba y el alcalde, abandonó el edificio del Ayuntamiento escoltado por las fuerzas de seguridad.