Las Provincias

Un centenar de puestos de productos típicos sustituirán a la feria medieval

fotogalería

Pleno ordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento de Alicante y, en primer plano, el nuevo cronómetro para las intervenciones. / Álex Domínguez

  • La muestra será a principios de abril y sustituirá a un formato «agotado», dice el alcalde, que hace un año lo defendía

No habrá más mercados medievales municipales en Alicante. El Ayuntamiento ha decidido dar carpetazo a este formato, que consideran que está «sobreexplotado» y «agotado». El alcalde, Gabriel Echávarri, anunció ayer en el Pleno que se va a sustituir este año por el primer encuentro comercial de la provincia. Un mercado de productos típicos que se celebrará la primera semana de abril, albergará un mínimo de un centenar de puestos y se ubicará también en el Casco Antiguo.

El asunto salió a colación en el Pleno a raíz de un ruego presentado por el grupo municipal del PP que pedía que el Ayuntamiento siguiese apostando por este formato, después de que hace un año se pusiese en tela de juicio por parte de la Concejalía de Cultura, que dirige el edil Daniel Simón.

Simón advirtió de que no iba a financiar más desde su área este formato, por considerar que es una «copia» que «no aporta nada» frente a otras ferias medievales de ciudades vecinas, como la de Elche.

El alcalde, Gabriel Echávarri, salió entonces en defensa del mercado medieval y aseguró que estaba dispuesto a financiarlo desde la Concejalía de Comercio que dirige. Defendía hace un año que el mercado medieval era «interesante», y que «atrae a mucha gente».

Sin embargo, un año después ha cambiado su percepción de este tipo de ferias. Ayer, en el Pleno, defendió que «en 1996 eran un atractivo», cuando se empezaron a celebrar, pero que hoy las celebran en multitud de municipios de la provincia y de la comarca. Aseguró que «los comerciantes no lo quieren», porque es un formato «agotado» y que el de Alicante no ofrecía nada «diferenciado».

Así, explicó que las cinco asociaciones de comerciantes con representación en el Consejo Local de Comercio se manifestaron el pasado martes en contra del mercado medieval y del exceso de ferias. De hecho, van a regularse con una ordenanza.

Respecto al encuentro comercial de la provincia, estará integrado, explicaron desde Comercio, por más de un centenar de puestos, repartidos por el Casco Antiguo. Habrá desde turrones de Jijona a alfombras de Crevillente, pasando por el chocolate de Villajoyosa, la pericana de Alcoy o la sobrasada de Tárbena y los zapatos de Elda. También se desarrollarán actividades paralelas, como juegos tradicionales.

Desde Comercio resaltan que se va a intentar no interferir con la actividad hostelera, es decir, no tener que quitar durante esos días ningún velador, como se hacía con el mercado medieval.

El Ayuntamiento ha contactado ya con varias empresas para organizar el evento, así como con productores y denominaciones de origen de la provincia.

El alcalde resaltó como punto a favor del nuevo formato que será «a coste cero» para las arcas municipales, mientras que el mercado medieval costaba 30.000 euros.

Parque Ciudad de la Justicia

Por otro lado, el Pleno aprobó, esta vez por unanimidad, la petición de una subvención de 450.000 euros a la Diputación para financiar parte del proyecto de la plaza ajardinada en el solar de la Ciudad de la Justicia.

Un resultado sorprendente, el de esta votación, dado que en julio, una propuesta idéntica fue bloqueada con los votos en contra de toda la oposición, que ayer le daba su respaldo.

De hecho, la idea de llevarlo ayer de nuevo a Pleno era un ardid de la Concejalía de Urbanismo, que pretendía aprovechar que C's está con un concejal menos (se marchó José Luis Cifuentes y aún no ha entrado su sustituta, María José Molina) para sacarlo adelante, con el voto de calidad del alcalde.

Pero al final no le hizo falta, dado que el respaldo fue total. Lo que ha cambiado en estos meses, según justificaron desde la oposición, es que, dicen, ahora sí que están de acuerdo los vecinos con el proyecto.

Sin embargo, el edil de Urbanismo y vicealcalde, Miguel Ángel Pavón, se mantuvo firme en su defensa de que siempre ha existido este consenso con los vecinos y acusó a la oposición de haber querido.

Al final, el debate se convirtió en un juego de acusaciones mutuas de haber mentido al respecto en julio y de estar rectificando ahora, pero todos acabaron por dar su voto a favor de la propuesta.

En otro punto del orden del día, una moción de C's, se debatió acerca de la necesidad de crear una comisión para crear un plan para rehabilitar las instalaciones deportivas de la ciudad, que dio pie a un nuevo enfrentamiento entre la concejal popular Marisa Gayo y la edil de Infraestructuras, Gloria Vara, sobre las fugas en las piscinas del Monte Tossal.

Además, fue sorprendente el hecho de que el no adscrito Fernando Sepulcre saliese en defensa de la edil de Deportes, Eva Montesinos: «Rompo una lanza en su defensa», dijo. Todo por atizarle a sus excompañeros de grupo y afearles que pidan tantas comisiones «inútiles».

Más recaudación

Precisamente una pregunta de Sepulcre sobre el volumen de recaudación de impuestos que ha logrado el Ayuntamiento desde que se desligó de Suma en el cobro durante el periodo voluntario, llevó a la concejal de Hacienda, Sofía Morales a defender que esta vía les ha salido más rentable.

Así, explicó que se han cobrado un 92,15% de recibos de IBI normal y 92,5% del especial, un porcentaje «mayor que otros años». También se han liquidado 16.228 plusvalías. Sumando las tasas y sanciones, se han superado los 18,5 millones de cobro. Y se han «ganado» 48.311 euros extra al disponer directamente del dinero del cobro.

También dijo que no ha sido necesario recurrir al máximo de financiación que ofrecía la póliza que contrataron para garantizar la liquidez hasta el cobro de los tributos.

De dinero, pero que se va a invertir, habló el portavoz municipal, Natxo Bellido, también a pregunta de Sepulcre. Explicó que está previsto destinar entre 2,5 y 3 millones de euros en 2017 para el proyecto DUSI de Las Cigarreras.

Transporte escolar

El PP preguntó al equipo de gobierno sobre las gestiones que está realizando para garantizar el transporte escolar a los 30 alumnos de Primaria y Secundaria de varias partidas que lo han perdido este año. Se trata, como avanzó este diario, de las líneas que las conectaban con distintos centros de San Vicente del Raspeig.

Varios padres afectados acudieron ayer al Pleno a protestar y pedir una solución. El alcalde y la concejal de Educación, María José Espuch, hablaron con ellos y les emplazaron a una reunión hoy. Espuch explicó en el Pleno que es consciente del problema y que está mediando con la Conselleria de Educación, que es la responsable, para ofrecer alguna alternativa.

El PP también sacó los colores al tripartito sobre la falta de respuesta a sus demandas de información.

La concejal Marisa Gayo señaló que de 78 peticiones que han realizado al equipo de gobierno desde su grupo municipal, «solo han contestado a 18 y la mayoría de ellas más de cinco días después de pedirlo», es decir, fuera de plazo. Un tirón de orejas del que salvó a Víctor Domínguez, que, dijo, es «un ejemplo», dado que siempre aporta la información que se le solicita.

Bellido, que respondió la pregunta, bromeó con que Domínguez ha pasado de ser «reprobado a felicitado» con un Pleno de diferencia y se comprometió a hacer lo posible por que circule la información.